«En España hay mucho talento y muy bueno, pero le falta el inglés»


Alejandro Artacho es co-fundador y CEO de Spotahome, una plataforma tecnológica que facilita el alquiler de una vivienda de un modo seguro y rápido, a través de su web. De esta manera, las personas que decidan cambiar de ciudad, tendrán preparado su alojamiento antes de que lleguen a su nuevo destino.

La exitosa expansión de Spotahome en tan sólo dos años se refleja en un equipo formado por 90 personas que trabajan a diario para dar alcance a varios países europeos: Reino Unido, Francia, Bélgica, Irlanda, Italia y España, más las nuevas aperturas programadas para este año.

Nuestro entrevistado de la semana asegura que «la clave es tener siempre la visión clara». «Ver el objetivo final, esto te permite poner foco y lograr los objetivos. Cuando escalas una montaña y tienes claro dónde está la cima, tienes un único objetivo y esto te permitirá poner todos tus esfuerzos hasta conseguirlo», explica.

Como gestor de equipos de trabajo, Alejandro Artacho cuenta ya con una plantilla de 90 empleados. Lo que supone un rápido crecimiento que debe saber coordinar. Para ello, asegura que uno de los grandes retos en esta parcela como CEO de Spotahome, es la de «sacar lo mejor de cada persona y conseguir alinear y mantener a todo el equipo hacia una misma visión, que orgánicamente todos vayamos por el mismo camino».

España está formada por multitud de buenos profesionales, sólo hay que adaptarse a las necesidades que el mundo globalizado ya no perdona. Una de ellas es el dominio del inglés. «Hay muchísimo talento en nuestro país. El único problema que veo es que hay mucho talento muy bueno, pero le falta el idioma del inglés que para nosotros es un requisito», subraya el co-fundador y CEO de Spotahome.

¿Qué es Spotahome? ¿Y cuál es su historia?

Spotahome es una plataforma de reservas para alojamiento de medio-largo plazo, para todo aquel que quiera alquilar más de 30 días enteramente online. Lo que hacemos es transformar toda la experiencia de alquilar un piso tal y como la conocemos: contactar con el propietario, visitar el piso, entregar el depósito, cerrar el acuerdo con el propietario y alquilar la casa en sí a un proceso puramente online.

Mandamos a personas de nuestro equipo, llamadas runners, a visitar las casas, tomando vídeos HD, fotos, planos y una descripción mucho más detallada que los portales de clasificados.

Nos dimos cuenta de que existía una necesidad no cubierta en el mercado. Nos dimos cuenta de que a  través de plataformas como HomeAway, Airbnb, Booking.com, todas enfocadas a estancias vacacionales o de corto plazo, la gente alquilaba sin ver la casa, con la mera descripción y fotos del piso.

Caímos entonces que habría inquilinos interesados en reservar pisos para estancias de mayor duración que no pueden ver la casa in situ o bien no están dispuestos a perder el tiempo en todo el proceso.

Entendimos que el producto era diferente y que necesitábamos mucha más información de la casa para que la gente se lanzara a reservar sin ver el piso, ya que el riesgo y el dinero era mayor. De ahí que el gran valor añadido de nuestro servicio sean los vídeos HD, que hacen vivir la experiencia al inquilino en la que un amigo (nuestro runner) te está enseñando el piso tal y como és, haciéndote una ruta y mostrándote todo mientras te lo explica.

Lanzamos la web el 5 de marzo de 2014 y en 2 horas recibimos la primera reserva de un japonés para una estancia de año y medio.

¿Qué valores definen a su empresa?

Nuestros valores son principalmente la confianzaque le tenemos que transmitir a nuestros dos tipos de clientes: tanto al inquilino, para que pueda alquilar una casa sin verla, como al propietario, para que pueda contar con toda la información  de la persona que va a ocupar su casa por un periodo de tiempo largo.

A nivel interno de equipo, los valores más importantes que nos definen son la humildad, el sacrificio, la ilusión, el trabajo duro y la mente global.

Hace tan sólo un año Spotahome estaba formada por un equipo de 15 personas, doce meses después cuenta con 60 miembros. ¡Enhorabuena! ¿Cómo se consigue este ritmo de crecimiento?

De hecho, somos ya 90!

Trabajando duro, poniendo mucho foco a todas horas, sacrificando mucho, siendo muy ambicioso, dedicándole prácticamente todo tu tiempo al equipo, a la empresa y a la visión de expansión.

La clave es tener siempre la visión clara. Ver el objetivo final, esto te permite poner foco y lograr los objetivos. Cuando escalas una montaña y tienes claro dónde está la cima, tienes un único objetivo y esto te permitirá poner todos tus esfuerzos hasta conseguirlo.

Cuando nosotros creamos la empresa, ya desde el primer día, teníamos muy claro dónde estaba el final: convertirnos en la plataforma de alquiler a medio-largo plazo más grande del mundo.

¿Qué dificultades destaca a lo largo de estos dos años, desde que fundara Spotahome?

Cuando montas algo así, siempre estás al borde, al límite. Son muchas las dificultades, empezando por los recursos que tienes. Necesitas recursos para ir más rápido pero también necesitas ir más rápido para conseguir recursos y mejores condiciones, es el pescado que se muerde la cola.

Siguiendo por la gestión de equipos: reclutamiento, motivar al equipo, conseguir que la gente buena confíe en el proyecto y crear líderes dentro del equipo.

Y tantos otros más, como la creación de la empresa, los temas legales, el desarrollo del producto, todas las operativas internas de la empresa, la logística, el desconocimiento… Todo esto supone retos continuos, ¡para lo que es necesaria una buena dosis de optimismo!

¿Qué es lo que más valora de un equipo de trabajo multicultural?

Las diferentes perspectivas de abordar un mismo problema.

¿Cuáles son las dificultades que encuentra en la gestión de personas?

Creo que los grandes retos son sacar lo mejor de cada persona y conseguir alinear y mantener a todo el equipo hacia una misma visión, que orgánicamente todos vayamos por el mismo camino.

También me parece un esfuerzo tener la mente muy consolidada y estructurada en todo momento: tener siempre los tiempos en mente, las prioridades que está afrontando cada departamento, las repercusiones de las decisiones que se tome, sobre todo a medida que el equipo va creciendo.

¿Qué opinión tiene del talento español?

¡Buenísima! De hecho, a nosotros nos daba exactamente igual montar la empresa en Inglaterra, en Alemania o en cualquier lado y la montamos aquí en Madrid porque Bryan y yo estudiamos aquí la carrera, pero sobretodo ya había buena fama del talento que había aquí en España. Ahora que estamos aquí y tras dos años desde que montamos la empresa y el equipo, ¡sólo puedo confirmar los rumores! Hay muchísimo talento en nuestro país.

El único problema que veo es que hay mucho talento muy bueno, pero le falta el idioma del inglés que para nosotros es un requisito. Eso ya sería perfecto…

Fue semifinalista del Venture Lab en 2013, organizado por el IE Business School, ¿En qué consistió? ¿Qué aprendió de aquella aventura?

Empecé esta otra start-up con mi socio actual, Bryan, seleccionaban a pocas start-ups de las muchísimas aplicaciones que recibían. Fuimos seleccionados y montamos el equipo. Consistía en un plan de formación de 6-8 meses y la final consistía en un evento de un día. Nos iban guiando desde el fundraising, hasta cómo hacer análisis de mercado, cómo estudiar a los clientes, cómo hacer encuestas de calidad a los clientes, cómo sacar un MVP, exponer frente a inversores, etc. Te enseñan todos esos aprendizajes en los diferentes ámbitos y te dan contactos, para meterte en el mundillo y en el networking de start-ups.

Aprendes, no sólo de tus propios errores, sino también de los errores de los demás. Como dice el dicho: «el hombre inteligente aprende de sus propios errores, el sabio aprende de los errores de los demás»—Arturo Adasme Vásquez.

Antes de iniciarse en este proyecto, pasó tres años trabajando en China, ¿qué ha aprendido de su experiencia asiática?
En mi caso, China fue fundamental para todo lo que ha ido pasando: de ahí derivó que acabásemos Bryan -el CTO-  y yo en el VentureLab y que luego acabásemos montando Spotahome. El virus emprendedor siempre lo he tenido pero fue en China donde lo potencié, ya que monté dos empresas durante los 3 años que estuve allí. China me abrió muchísimo de mente en todos los sentidos. Aunque al final: estaba sólo, tenía una empleada, y como no crecía más, eso te va llevando de un proyecto a otro.

¿En qué nuevos proyectos está trabajando Spotahome en estos momentos?

En expansión geográfica y en proyectos muy tecnológicos, de cara a mejorar la experiencia del inquilino y del propietario.

¿Cómo ve a su empresa en cinco años?

La veo como la plataforma de reservas de alojamiento para más de un mes más grande del mundo. La veo funcionando en más de 100 países, en los 5 continentes. Ahora mismo tenemos usuarios que han reservado con nosotros de 130 nacionalidades distintas.

Me imagino a una japonesa que va a trabajar en tren por la mañana, a la que han mandado a Chicago por 4 meses con la empresa y en el camino del tren, en 20 minutos y desde el móvil, alquila su casa desde Spotahome.

«Se deben tener muchas ganas de trabajar para soportar las negativas que da la vida hasta alcanzar el éxito»


Jaume Mayor i Agell es CEO y fundador de WeSmartPark, una idea de negocio que surgió un día en el que nuestro entrevistado de la semana pronunció la palabra «¡eureka!». A partir de ahí, la maquinaria de trabajo y perseverancia se puso en marcha.

Y quien mejor que él para explicar en qué consiste esta nueva forma de aparcar a bajo coste en la ciudad, que está revolucionando un hábito hasta ahora tan incómodo como costoso. Una idea de negocio, que además podría estar a punto de saltar el charco para expandirse en Estados Unidos.

 

¿Qué es WeSmartPark?

WeSmartPark es una plataforma tecnológica que permite al conductor aparcar a mitad de precio en la ciudad. Trabajamos con esas plazas que se alquilaban mes a mes a un usuario y que ahora hacemos que se alquilen por minuto a toda una comunidad de usuarios. Se podría decir que es un B&B (Bed & Breadfast) de parkings.

En un parking público de Madrid o Barcelona cuesta aparcar 3,50 euros, con WeSmartPark el usuario paga 1,50 euros, ahorrándose hasta un 30 por ciento.

¿En qué se diferencia la aplicación de otros sistemas de parking?

Hay un multitud de aplicaciones en el mercado que ayudan a los conductores a aparcar. Cada una propone una opción de aparcamiento. Hay aplicaciones que ayudan a aparcar en la calle, en aparcamientos abiertos o cerrados. En los abiertos, el usuario aparca por horas o por minutos y pagará 3,50 euros. Con estas aplicaciones se podrán ahorrar un 20 por ciento. Sin embargo, nosotros trabajamos con los parkings cerrados con el sistema de rotación, con lo cual esos 3,50 euros se convierten en 1,50 euros. De modo que somos la única aplicación que permite aparcar ahorrando el 50 por ciento en rotación.

Funciona como el sistema de B&B. Las habitaciones que se alquilaban por meses se podían alquilar por día a los viajeros. De esta manera el propietario cobrará más por días que por meses. WeSmartPark funciona de la misma manera. En lugar de alquilar los parkings cerrados de Madrid o Barcelona por meses, se puede alquilar a través de nuestra aplicación por minuto a los 35.000 usuarios de WeSmartPark. No hay ninguna aplicación que haga esto. El propietario multiplica por tres sus ingresos habituales y el usuario aparca al 30 por ciento más barato.

¿Cómo surgió la idea de negocio?

Un día estaba fumando en frente de un parking cerrado y me di cuenta que tenía muchos carteles en la puerta en los que se anunciaban plazas para alquilar. Y pensé: «con lo que cuesta aparcar, todas estas plazas están vacías». Así surgió la idea. Más adelante conocí el B&B y me di cuenta que era el mismo modelo de negocio pero en lugar de habitaciones, plazas de parking.

¿Qué cultura define a WeSmartPark?

La cultura de una start-up tiene que ser trabajo y perseverancia. Constantemente intentamos introducir un nuevo modelo de negocio, una nueva tecnología, creando un mercado que no existía u ofreciendo algo que se vendía antes pero de manera distinta. Y eso cuesta. Por lo que se deben tener muchas ganas de trabajar para soportar las negativas que da la vida hasta que se alcanza el éxito.

¿Cuáles son los perfiles que están demandando actualmente?

Hasta hace muy poco WeSmartPark era una empresa puramente tecnológica. Desarrollaba un hardware y un software para ofrecer el servicio de aparcamiento a mitad de precio por minuto. Ahora que el usuario está satisfecho con la aplicación, nos dedicamos a expandir este servicio. De modo que buscamos profesionales para el desarrollo de negocio, personas que nos ayuden a captar propietarios de plazas y usuarios de la aplicación.

¿Cómo está estructurado el equipo de trabajo?

Tenemos cuatro áreas: producto, que corresponde a la tecnológica, captación de usuarios, captación de parkings, y por último, el área financiera.

¿Con qué dificultades se encuentran a la hora de ampliar el marcado?

El obstáculo que siempre encontramos es conseguir parkings. Como Uber cuando se implanta en una ciudad, su reto es captar conductores.

Desde marzo de 2013 que llevaron a cabo la prueba piloto, ¿cuáles han sido sus mayores desafíos como emprendedor? ¿Con qué se queda de lo vivido hasta ahora?

La parte tecnológica nos costó relativamente poco. La parte que más nos ha costado es la de llegar al mercado. Tanto por usuarios como por propietarios. Conseguir identificar muy bien los canales, los segmentos, y cómo llegar a ellos.

Personalmente, he disfrutado más descubriendo la parte de marketing, de captación de usuarios. Ha sido una gran experiencia. Al principio no nos salía, y ahora lo estamos consiguiendo. Por lo que estamos aprendiendo mucho en este área. He crecido mucho como persona y como emprendedor gracias a este aspecto.

WeSmartPark fue ganador de la primera Beca Budget por el emprendimiento en 2014. ¿Qué supuso hacerse con este galardón?

En ese momento crecíamos muy poquito. Estábamos cambiado la manera de aparcar en la ciudad, un cambio de hábito que cuesta trabajo. Nos dieron la Beca en 2014 pero los resultados de WeSmartPark se están obteniendo ahora. La mejor manera de comprobar si funcionamos es en el Marketplace de Google.

Es una gran satisfacción gracias al esfuerzo de estos años. Cambiar el hábito de aparcar es el gran desafío. Y no sólo captar al usuario, sino retenerlo con la propuesta de valor.

¿En qué nuevas ciudades están estudiando la posibilidad de implantarse?

Estamos intentando ir a Nueva York. Es muy posible que este año nos vayamos a Estados Unidos si todo sale bien. Creemos que tenemos muchas posibilidades allí. Nos faltan cerrar algunas aspectos, y cuando estemos preparados totalmente probaremos en Nueva York.

Momento de crear un nuevo departamento. ¿Y si lo externalizamos?


Mejora en las cifras de exportaciones, aumento de la demanda en el comercio exterior, impulso del universo start-up, expansión internacional o la necesidad de ampliar nuevas oportunidades de negocio, son algunos de los motivos por los que se hace necesaria la creación de un nuevo departamento.

¿Quieres aumentar tu cuota de mercado? ¿Controlar tu proceso de internacionalización? ¿Llegan tarde los pedidos a tus clientes? Muchas veces, la globalización nos pone en la tesitura de ampliar nuestra vías comerciales. Es un hecho que se constata en número. «Los datos avanzan una mejora en 2016 del Indicador de Solidez de la Internacionalización (ISI) de la economía española.» Así lo ha adelantado AMEC, la patronal de industrias exportadoras.La buena noticia también la refleja en sus informes la CEOE. La patronal indica que «la demanda interna adquiere un mayor protagonismo en la senda de recuperación, mientras que el sector exterior reduce su aportación negativa al PIB en 2015 y en 2016 podría incluso aportar crecimiento.» Datos que podrían ser una clara señal de la leve mejoría que está atravesando nuestro país. Visto desde otra perspectiva, la crisis también ha forzado a muchas empresas a salir a exterior. Vender fuera si no se hace dentro. Para lo que es necesario ampliar también el capital humano.

Las start-ups también suman a una sociedad que cada vez apuesta y cree más por el emprendimiento. Instituciones, empresas y entidades bancarias aportan cada vez más granos de ayuda a la creación y lanzamiento de estas pequeñas e innovadoras empresas. Sus escasos recursos en los inicios suponen un escollo importante que superar. Pero a medida que se amplían sus cuotas de mercado, sus necesidades de ampliar o crear nuevos departamento aumentan a un ritmo acelerado. Es el momento también, en el que los emprendedores se preguntar si ese servicio se puede externalizar. Y es que las ventajas de escoger esta modalidad pueden ser múltiples.

Especialización del servicio. El tiempo y el esfuerzo se reduce al mismo tiempo que aumenta la calidad de los resultados.

Eficiencia en costes. Supone una importante razón económica para las cuentas de la empresa. Contratar a expertos externos frente a mantener un departamento completo, siempre suele salir más rentable.

—La gestión del nuevo servicio está apoyado por unas herramientas que ya han sido probadas a base de experiencia. Las técnicas que aporta la empresa externa están contrastadas y será más efectivas en la consecución de resultados.

—La externalización de un departamento permite a la compañía centrarse en el crecimiento propio de su negocio.

—Es una solución que se puede ir adaptando a la evolución del negocio y a las necesidades del mismo. Del mismo modo que si se tratara de un departamento interno de la empresa.

Convertir un coste fijo en uno variable permite adaptarlo a las necesidades reales de la compañía en todo momento.

Visión ampliada. Los conflictos ocultos de las empresas son fácilmente detectables, al mismo tiempo que las soluciones son mucho más alternativas.

 

‘La vida de Galileo’: una lección de superación muy aplicable en nuestros días


«Yo tengo fe en los hombres. Sin esa fe no tendría fuerzas ni para levantarme de la cama.» Una de las muchas perlas de Galileo Galilei (1564-1642), que aún estamos a tiempo de disfrutar en el Teatro Valle-Inclán de Madrid.

La vida de Galileo es de esas obras que no debemos dejar pasar. Gracias a ella, descubriremos el alma de un científico que no se conformaba con los establecido y que, incluso condenado a muerte por exponer teorías tan ciertas hoy en día como que la Tierra gira alrededor del Sol, no se dejaba amedrentar por los inquisidores de la época. Una máxima muy presente y aplicable en el actual mundo del emprendimiento. Quizás los demás se dejen llevar por la ignorancia, sombra alargada del prejuicio, pero su ejemplo sirvió, sirve y servirá para muchos locos que descubran lo que aún nos queda por conocer —que no es poco.

Astrónomo, filósofo, ingeniero, matemático y físico. Hoy día se lo rifarían los gigantes empresariales de nuestro mundo. Nos fijamos en personajes más acordes con nuestros días, sin embargo el alma de emprendedor nato, el profesional que se hace preguntas, que desconfía de los sabedores, que imagina nuevas posibilidades, nuevos mundos, a penas ha variado. Ese espíritu de constante evolución humana, tan práctica para el reto de muchos directivos: crear, innovar y descubrir.

Pues bien, hasta el 20 de marzo podremos disfrutar de los retos, fracasos y, sobre todo, éxitos de uno de los maestros más importantes de nuestra historia. Todo ello, en una sesión teatral de lo más entretenida, fascinante y con la que no dejaremos de aprender.

En 1939, el dramaturgo Bertolt Brecht presentó La vida de Galileo, obra que ahora Ernesto Caballero ha recogido para adaptarla a la escena española. Ambientada en 1609, esta producción se centra en los últimos años de vida del científico italiano. Galileo vive en Florencia junto a su hija Virginia mientras tutela y trasmite parte de sus conocimientos al hijo de su casera, Andrea. Una vez hechos públicos sus descubrimientos sobre el sistema solar, la Inquisición le detiene por herejía. Bajo condena de muerte, Galileo renuncia a propagar su tesis. Pero cuando es visitado en prisión por su discípulo Andrea, el matemático le pide que difunda sus palabras más allá de las fronteras italianas.

 

Si no quieres riesgos, especialízate en ‘crowdfunding’


Una de las razones principales por las que no deja de crecer el número de start-ups, dentro y fuera de nuestras fronteras, se debe a los nuevos sistemas de financiación. Sin inversores, ya sean business angel o venture capital, muchas ideas de negocio se difuminarían en el camino al éxito. Ganarse su confianza ya supone prácticamente la mitad del trabajo realizado. Y no es fácil. Por eso, es cada vez más habitual descubrir nuevas fórmulas que nos ayudan en el crecimiento de nuestra pequeña empresa.

La persistencia y el trabajo constante son dos condiciones obligatorias del emprendedor nato. Y cómo éste nunca se rinde, debe buscar nuevos atajos. Uno de ellos el crowdfunding. Y ¿qué significa exactamente este anglicismo con el que nos estamos familiarizando en estos últimos años? Pues bien, se podría decir que se trata de la cooperación colectiva, llevada a cabo por varias personas para conseguir dinero u otros recursos.

En principio no tiene ningún tipo de contraprestación, aunque en muchas ocasiones se plantean ciertas recompensas a todos aquellos que realizan la donación, como por ejemplo, promoción de la persona que realizó el donativo o una recompensa directa del beneficio del proyecto. Estamos hablando de una auténtica práctica de la economía colaborativa de nuestros días. Para ello, se suele utilizar Internet como medio para financiar los esfuerzos e iniciativas de emprendedores o diversas organizaciones. Según el tipo de crowdfunding , el proyecto puede financiarse a través de recompensas, donaciones, inversión o préstamos.

En los inicios del crowdfunding, las colaboraciones se llevaban a cabo de manera desinteresada. Posteriormente, frente al éxito de los proyectos creativos y debido al trabajo que conllevaba su ejecución, se empezaron a pedir donaciones. La respuesta fue mayor de la esperada.

¿Cómo funciona? El emprendedor o dueño de esa idea tan innovadora envía el proyecto a la web correspondiente. Indicando descripción, cantidad necesaria, tiempo de recaudación, recompensas… Se publica el proyecto por un tiempo determinado, 30, 60, 90 o 120 días. Durante ese tiempo se promociona lo máximo posible y se valora, por la web o por usuarios externos. Fin del plazo. ¿Resultado? Idea financiada (o no). Si pasado este tiempo, no se ha llegado a recaudar el 100% de la financiación solicitada, se entiende que el proyecto no ha suscitado el suficiente interés como para hacerlo viable, y entonces se anulan todos los compromisos de pago con cada uno de los mecenas.

Al tratarse de una financiación colectiva y mediante este proceso, el riesgo apenas existe. El crowdfunding es un micromecenazgo a través del cual sale ganando la start-up y el inversor que invierte en muchas ideas de negocio. Si éstas tiene éxito ganará, y sino el dinero invertido será devuelto. Realmente, ninguno pierde.

Por ello, y después de informarse bien de sus riesgos, la aventura del crowdfunding puede ser una experienza muy rentable para muchas personas con talento pero sin fondos. Y es que las posibilidades de colaboración en un mundo tan globalizado como el actual pueden llegar a ser infinitas. Sólo hace falta pasión, ilusión, ganas de trabajar y mucho talento.

«Nadie es dueño de la multitud aunque crea tenerla dominada.» —Eugene Ionesco (1912-1994), dramaturgo francés de origen rumano.

Start-up, no bajes la guardia en estas cuatro consideraciones


El emprendimiento está a la orden del día. Lo vemos cada vez que abrimos los periódicos laborales. La demanda de perfiles autosuficientes y autónomos en sus labores es una tendencia al alza de las empresas que apuesta por el crecimiento y la evolución constante. En los Estados Unidos ya es un hecho consolidado hace tiempo. En Europa también los estamos viendo. La inversión del viejo continente alcanzó los 13.400 millones de euros el pasado año, 5.000 millones más que en 2014. Y en España la repercusión de la mentalidad emprendedora va aumentando enteros. Así lo comprobamos este viernes con una cifra más que confirma el poder del ser humano por renovarse cada día.

Los millenials españoles cada vez apuestan más por el emprendimiento. Según las conclusiones del Estudio Global de Emprendimiento Amway, las generaciones más jóvenes así lo reconocen a pesar de la difícil situación derivada de la crisis económica. Según los datos reportados, los niveles de deseabilidad de los millennials son del 63%, con una viabilidad situada en el 46%.

Incubadoras, planes financieros procedentes de entidades bancarias, asociaciones, grandes empresas, etc. El abanico de herramientas con las que impulsar a jóvenes y no tan jóvenes en sus inicios como empresarios, se va poco a poco ampliando. Queda mucho aún por lograr, empezando por los numerosos obstáculos originados por anquilosadas estructuras jerárquicas.

Sin embargo, son trabas que lamentablemente no están al alcance de los emprendedores. Por ello, nos centramos en poner fin o, por lo menos, suavizar el efecto de los errores que comenten los propios empresarios, cuando abren un nuevo negocio. Se trata de un ejercicio de identificación de las barreras a las que se enfrentan las start-ups de nuestros días. Y descubrimos en la revista Inc.com las tres grandes áreas donde más fallos se cometen, a fin de advertir a los protagonistas del artículo.

—Exceso de confianza. Muchos emprendedores sobrevaloran sus recursos, la idea de negocio y la acogida del mercado. Para evitarlo es clave realizar un exhaustivo análisis del mercado al que nos vamos a dirigir. Parece demasiado lógico, y por termina siendo obviado en más ocasiones de las deseadas. También suele ser frecuente el forzar un modelo de negocio y sobrevalorar los comentarios positivos, los cuales a veces pueden aportar más daños que beneficios. Todo depende de cómo se asimilen. Y eso depende de uno mismo.

—No pedir ayuda. Todos necesitamos la ayuda de alguien en momentos difíciles. Necesitamos a los demás para evolucionar como personas y como profesionales. Ya sea moralmente o repercutiendo en forma de inversión, ambas maneras de ayudar al emprendedor son determinantes en el éxito del mismo. De hecho, cada vez son más las personas que se apoyan en mentores o consultoras para no decaer y seguir un patrón de éxito.

—Equipo de trabajo inadecuado. Resulta una de las labores más complicadas para las start-ups. Las empresas, sean grandes, pequeñas o medianas, están compuestas por personas, y serán éstas las que marquen el destino del negocio. Dependiendo de los equipos que las formen, así será la identidad de la compañía. Por ello, es normal dedicar largos procesos de selección para identificar a las personas que mejor representen nuestra organización. Las start-ups van necesitando ampliar su plantilla a medida que van necesitando. Es la ley de la naturaleza aplicada a los negocios. Y un buen síntoma. Así, la mayoría acuden a consultoras de recursos humanos como 360 Talent, con el fin de orientarse de los perfiles del mercado, de diseñar estructuras adecuadas de equipos de alto rendimiento, e identificar y seleccionar a las personas que mejor se ajusten a sus culturas corporativas. No es fácil, y muchas veces hay que pasar numerosas entrevistas hasta dar con el talento requerido.

Añadimos a estas tres consideraciones, una cuarta. Y es la de querer crecer demasiado pronto. Se trata de uno de los mayores problemas de la start-ups de hoy en día. Vivimos en un mundo del bien y ahora, ya sea impulsado por las nuevas tecnologías con las que obtenemos información al instante o la comodidad del Internet de las Cosas. Sin embargo, cada dimensión requiere su tiempo. Hay unas pautas y unos ritmos que a veces es mejor respetar para no precipitarse. Es cierto que hay que ir por delante de nuestros competidores. Asumir riesgo forma parte del emprendedor de éxito. Pero en dosis controladas.

«El lanzamiento de un producto que no está listo puede causar grandes daños a la marca. Los indicadores de rendimiento nos ayudan a responder a la pregunta: ‘¿completa nuestro producto el trabajo por el que nuestros consumidores lo demandan?’, pero hay muchas empresas que tratan de crecer antes de responder esta pregunta», dice Jordan Wright, cofundador y CEO de Comfy, para la revista Forbes.

Las start-ups que tienen en cuenta estas cuatro consideraciones, tendrán más posibilidades de éxito. No bajar la guardia para no caer inconscientemente en estos errores es la clave del buen emprendedor.

Cuando se emprende por obligación hay que tener en cuenta…


Existe una gran diferencia entre dejar tu actual empleo para emprender por vocación y hacerlo por obligación, por la necesidad de ingresos ante la falta de otras oportunidades laborales.

Son muchas las razones que explican el emprendimiento. Desde buscar ser tú tu propio jefe, hasta ser consciente del bienestar contigo mismo por sentirte auto-realizado al afrontar más de un fracaso. Crees en tu proyecto firmemente, y te apasiona el hecho de poder desarrollar tu propia marca personal. Disfrutas de flexibilidad horaria y espacial. El mundo de la creatividad está a tus pies, apoyado por tus conocimientos y experiencias, que por fin te serán útiles. Sin embargo, existe otra razón —y de las de peso—, estás desempleado y necesitas dinero.

Según la investigación para España del informe GEM España 2014, en el que han colaborado, entre otros, el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), la Asociación RED GEM España, la Fundación Rafael Del Pino y Banco Santander, el 30% de los emprendedores españoles lo son más por necesidad que por vocación. Este porcentaje se obtiene de acuerdo con la TEA —Tasa de Actividad Emprendedora—, que mide la tasa de iniciativas que tienen entre 0 y 3,5 años sobre una población de entre 16 a 64 años. En este sentido, el 65% de estos emprendedores ha constituido una empresa por oportunidad, mientras que un 30% por necesidad. Sumada a las dificultades de financiación, la crisis económica y la falta de cooperación gubernamental en este aspecto, se suman a la ausencia de ilusión y la necesidad obligada para sufrir los efectos del riesgo que supone el emprendimiento.

Antes de posicionarnos del lado unos o de otros, hay que tener en cuenta que la palabra emprendedor engloba multitud de habilidades, competencias y, sobre todo, una única actitud: la pasión. Por eso, se insiste tanto en ese significado que ayudará a aproximarse al éxito. No importa por cuantos fracasos haya pasado un emprendedor de raza, si al final sabe adaptarse y reutilizar sus errores, verá la luz en su aventura empresarial. Persistencia, aceptar el error y capacidad de adaptación. Así, una y otra vez. Y es que cuando no nos importa tanto perder dinero, como tener en mente el servicio que queremos ofrecer a la sociedad, es cuando más nos estaremos acercando al emprendimiento de éxito. Sin embargo, cuando nos lanzamos a esta peligrosa aventura, con el objetivo exclusivo de ingresar dinero por necesidad —o no—, estaremos tentando al fracaso. Esta situación la podemos ver en cualquier escenario de nuestra vida: muestra necesidad por algo que ese algo será más susceptible de desaparecer. Lo que se reduce finalmente a una sola palabra: miedo.

Puede ser fácil decirlo, y mucho más complicado hacerlo. Cierto. Es un riesgo que los emprendedores deberán aceptar si quieren sacar hacia adelante su idea de negocio. Siempre, con un plan bien elaborado, sopesando cada escenario y apoyándolo de pequeños planes de contingencia, estaremos reduciendo ese riesgo considerablemente.

De modo que, si estás pensando en emprender por obligación —o estás en ello—, ten en cuenta los siguientes principios básicos:

1. Busca el disfrute como criterio principal para la elección del tipo de negocio con el que quieres emprender.

2. Soluciona problemas por los que te paguen. Trabaja con ideas fáciles de capitalizar. Recuerda que vas a vivir de ello, así que disfruta pero con cabeza.

3. Para vender utiliza la confianza. Aprender a atraer a los clientes y no a perseguirlos. Sólo así, forjarás un plan sostenible a largo plazo.

4. Diseña un plan. Planifica tu estrategia, focalízala en un objetivo equilibrado entre realismo y riesgo. Y, lo más importante, ponlo en práctica. No lo dejes en el cajón o sigas escribiendo sobre él.

Cuando te encuentres en la necesidad de emprender, ten en cuenta que la verdadera motivación que te va a hacer avanzar es la interna, la que te conecta con tu misión, con el ¿para qué? de lo que haces.

«Mantenerse motivado cuando la empresa crece es uno de los mayores retos»


Albert Ribera, CEO y co-fundador de Link to Media, es de esos emprendedores de raza, de los que les apasionan los retos y la búsqueda de áreas de negocio por las que apostar. Hace casi cuatro años y tras varios proyectos empresariales, lanzó Link to Media junto a Ferran Bonàs. Se trata de una plataforma que, con tecnología propia, analiza las tendencias en las redes sociales y buscadores, y crea contenido optimizado para ello. Al cabo de unos meses más tarde ya contaba con el apoyo de numerosos inversores privados que rápidamente se dieron cuenta de que sería un negocio de éxito. Y así lo está siendo.

Una parte de este triunfo está relacionado con la actitud emprendedora de Albert Ribera, que reconoce que se siente «muy cómodo en entornos pequeños, cuando todo está por hacer». Y destaca además, la creación de un equipo comprometido al que le apasione su trabajo como una de las claves más importantes para que una start-up triunfe hoy en día.

Albert Ribera habló también del futuro de los e-commerce y de la necesidad de buscar la independencia de Google para captar usuarios de aquí a no mucho tiempo. Todo ello, en una entrevista interesante para comprender el funcionamiento del negocio basado en la red.

¿Qué es Link to Media?

Link To Media es fruto de la unión de profesionales con experiencia en proyectos de Internet con alto componente tecnológico, junto a un equipo de periodistas y community managers. Tenemos una red de webs, todas de temáticas relacionadas con el ‘estilo de vida’, alimentadas por expertos que crean contenido en texto y vídeo.

Creemos que la nueva generación de contenidos digitales se basa en el análisis de lo que buscan los usuarios y lo que comparten en las redes sociales. Nosotros respondemos a esta necesidad con cada uno de nuestros proyectos.

Actualmente las webs de Link To Media son: www.uncomo.com, www.recetasgratis.net, www.onsalus.com, www.expertoanimal.comy www.unprofesor.com

¿Se esperaba el éxito de UnComo? ¿Por qué cree que este proyecto ha logrado tanta acogida?

UnComo.com fue el primer proyecto que hicimos en Link To Media y hasta ahora es el que más éxito ha tenido, supera la 800.000 visitas al día. Creemos que el éxito ha sido crear contenido fiable, de calidad que ayuda a las personas en sus temas cotidianos.

Hasta no hace mucho los usuarios que tenían un problema tenían que ir a foros para informarse y en estos espacios no tienes la tranquilidad de saber que el contenido ha sido creado por una persona experta en la materia, y que por lo tanto es fiable.

Además, Link to Media ha desarrollado otros proyectos, ¿cuáles están siguiendo el camino de UnComo?

El más destacado de los que te he comentado anteriormente es www.recetasgratis.net que cuenta con más de 500.000 visitas al día y más de medio millón de descargas de la APP. En recetasgratis.net puedes encontrar más de 30.000 recetas hechas por cocineros con fotos paso a paso y explicaciones claras de la elaboración, lo que permite a nuestros visitantes crear los platos que desean de manera simple y con los mejores resultados.

¿Cuál es la tendencia de la publicidad en internet?

Hemos pasado unos años complicados para la publicidad en Internet, a pesar que la inversión aumentaba, no lo hacía al ritmo esperado y los soportes como nosotros aumentaban en mayor medida que los anunciantes y esto ha hecho que los CPM cayeran, además la irrupción del móvil ha cogido un poco desprevenido a los grandes players de la publicidad, básicamente a Google.

Estos dos aspectos y la crisis que hemos sufrido han hecho que las empresas que vivimos básicamente de la publicidad lo pasáramos mal, pero lo peor creo que ha pasado y el futuro es esperanzador. Además, esta crisis nos ha hecho buscar vías alternativas de financiación como son el branded content o la afiliación con e-commerce.

¿Qué papel desempeña para Link to Media las redes sociales?

Pues cada vez más importante, al principio nos costó ya que no teníamos experiencia en esta área pero ahora nos hemos rodeado de buenos profesionales y ya estamos cerca del millón de fans en Facebook, por ahora es la red social que con más fuerza estamos trabajando pero no nos olvidamos de las otras.

¿Cuáles son las claves para que una start-up de contenido digital triunfe?

Es difícil de contestar, pero para nosotros los aspectos que creo que han sido clave son:

— Ser un poco austeros, crear contenido es caro y se amortiza a largo plazo, por eso hemos tenido que controlar mucho los gastos y hacer las inversiones siempre con cabeza y sin perder el norte.

— Vincular la tecnología con el contenido, este es uno de nuestros puntales y aspectos diferenciadores. Hemos generado tecnología de predicción de tráfico, de tendencias, tenemos un CMS propio, etc. La tecnología nos ayuda a ser más rápidos, mejores y más eficientes.

— Tener un equipo comprometido. Esto sirve para cualquier empresa, pero es especialmente importante dentro de una start-up.

— Tener una ilusión compartida, en nuestro caso ayudar a las personas en su día a día.

¿Cómo ve el e-commerce de aquí a diez años?

El e-commerce es algo que ha llegado para quedarse, dentro de 10 años no hablaremos de e-commerce ya que será algo tan asimilado por todos que no usaremos una palabra distinta para hablar de comprar a través de Internet. En mi opinión dentro de 10 años la mayor parte de transacciones de productos, bienes e incluso dinero se harán a través de Internet.

¿Cuál cree que será la mejor vía de captación de usuarios para entonces?

Depende de cada tipo de proyecto, hasta ahora el 90% de los proyectos dependían de Google, esto va a cambiar. Va a ser muy importante identificar bien dónde están nuestros usuarios y generar una estrategia para captar su atención. Esto no va a parar de complicarse. 😉

¿Cómo son los empleados que representan la cultura de su empresa?

La media de edad de la empresa son 27 años de 8 nacionalidades distintas, prácticamente 50-50 entre hombres y mujeres. A nosotros nos gustan las personas autónomas que son capaces de auto-gestionarse. Además, te diría que buscamos personas que les guste lo que hacen.

¿Qué tipo de perfiles busca Link to Media?

Básicamente periodistas y expertos en determinadas materias de las cuales creamos contenido. También hemos buscado en el área de tecnología pero ahora lo tenemos bien cubierto.

Como emprendedor y tras su experiencia en varios proyectos empresariales, ¿cuáles son los mayores retos a los que se ha enfrentado?

Quizás uno de los mayores retos a nivel personal es el de mantener la motivación cuando la empresa crece, yo me siento muy cómodo en entornos pequeños, cuando todo está por hacer, cuando la cosa crece todo cambia y las habilidades deben ser otras.

Después está el tema del cambio, estamos en un entorno muy volátil y esto no es sencillo de superar, recuerdo cuando hace años nos levantamos un día y el 40% del tráfico se había desvanecido, no hubo nada que hacer, sólo reinventarse y buscar vías alternativas.

¿Con qué se queda de lo aprendido en estos años de emprendimiento?

Con muchísimas cosas, me siento un privilegiado de haber trabajado en algo que me apasiona. Me quedo con personas increíbles que están construyendo Internet en España y que he tenido la suerte de conocer. Me quedo con grandes profesionales con los que he tenido la suerte de trabajar.

¿Cómo y dónde se ve de aquí a cinco años?

Me veo en LINK TO MEDIA, para mi este es un proyecto a 10 años, llevamos casi cuatro apenas. Nuestra meta es crear un grupo de medios en la categoría lifestyle muy grande, con varias webs y muy basado en mobile y vídeo, y si sigo disfrutando como hasta ahora será la leche. 😉

«Da vértigo pensar en cómo hemos llegado hasta aquí»


En la primera parte de la entrevista a Pablo Viguera, co-fundador y CEO de Groopify, —una solución para conectar personas que va más allá de la mera cita a ciegas—, destacamos la transparencia como el principal pilar de la cultura de las actuales empresas. Un aspecto que promete además ser considerado mucho en la transformación de la organizaciones para 2016.

Miguel García-Santesmases, CIO de la empresa, y Alejandro Coca, Biz Dev & Sales Manager, y Pablo Viguera comenzaron a materializar una oportunidad de negocio que no ha dejado de celebrar éxitos tras dos años de su fundación.

En esta segunda parte, el CEO de Groopify nos habla de las claves principales que debe tener una start-up para que triunfe. «Lo básico y fundamental es el equipo, la atracción y retención de los mejores», asegura con firmeza.

Groopify está de cunpleaños. Pablo Viguera repasa cómo empezó todo. «Da vértigo pensar en cómo hemos llegado hasta aquí, aunque sabemos que lo mejor está aún por llegar

Ahora, esta joven start-up de éxito sigue apostando fuerte y el siguiente gran planteamiento será el de «comenzar con la internacionalización a las principales capitales europeas». Algo que supondrá adaptar el modelo a las distintas culturas, pero que con esfuerzo, dedicación y mucha pasión el equipo de Groopify podrá hacer posible su salto fronterizo.

¿Cómo deben ser los candidatos que opten a trabajar en Groopify?

Como siempre decimos, en Groopify queremos trabajar con gente que quiera cambiar el mundo. Personas ambiciosas y dedicadas, con pasión por los nuevos retos y por encontrar soluciones a cualquier problema que se presente. Gente de acción —better done tan perfect—, decidida y que sepa —y disfrute— vivir con incertidumbre, algo clave en una start-up.

Con alma emprendedora y con ilusión por participar en un proyecto, verlo y hacerlo crecer. Con pensamiento de equipo más que individual. Humildes y con ambición por seguir aprendiendo algo nuevo cada día.

Que aporten diversidad, que complementen al resto del equipo y sobre todo, que compartan el buen rollo que caracteriza a Groopify. Que sean unos auténticos believers de lo que hacemos, de cómo lo hacemos y de lo que queremos conseguir.

Esta es la actitud que buscamos en cada nueva persona que se incorpora al equipo. La búsqueda no resulta sencilla, pero, como indicábamos antes, cuando encontramos a estas personas el camino posterior está casi del todo hecho.

¿Qué considera que debe tener una start-up para que triunfe?

Lo básico y fundamental es el equipo, la atracción y retención de los mejores. No sólo dentro del equipo core —fundadores y trabajadores— sino que también incluye a los demás stakeholders que rodean la empresa, desde partners y colaboradores hasta inversores y mentores.

Esto no necesariamente garantiza el éxito, pero si estás rodeado de un buen equipo tienes una muy buena parte del camino hecho.

Por otra parte, diría que a la hora de crear una empresa, la experiencia del equipo fundador es también muy importante, no sólo a nivel emprendimiento sino también a nivel formación, tener una buena red de contactos, etc.

Una vez el proyecto está en marcha diría que lo fundamental es encontrar el encaje del producto en el mercado, algo que no es nada sencillo y que va definiéndose con el tiempo y marca el futuro del proyecto completamente —el mercado es quien manda, siempre.

La app cumple este mes de diciembre dos años y lo celebra superando los 100.000 usuarios, con más de 800 locales asociados. ¡Enhorabuena! Durante este camino, ¿cuáles han sido o están siendo los mayores retos como emprendedores? ¿Con qué se queda de estos dos primeros dos años?

En una startup como la nuestra, cada día es un reto. Eso es precisamente lo que más me gusta y de lo que me siento más orgulloso. El ritmo no ha bajado, cada día queremos más y mejor y no hay un día igual que el anterior, lo que significa que cada uno de nosotros continúa en continuo aprendizaje.

Pero si echo la vista atrás y tengo que quedarme con algunos de los momentos más especiales, me quedaría por un lado con la primera noche en que nuestros usuarios disfrutaron de una experiencia Groopify, hace ya dos años de eso y fue brutal ver cómo por fin el proyecto en que llevábamos meses trabajando se hacía realidad —¡y la gente disfrutaba de ello!

También fue muy especial el momento en que cerramos nuestra primera ronda de inversión en diciembre de 2014 con la llegada de nuestros primeros inversores, entre los que destacaban Carlos Domingo, Ex CEO de Telefónica I+D; Grupo Zriser, family office de Ana y Pablo Serratosa; y Juan Roig, presidente de Mercadona e impulsor de Lanzadera. Contar con el apoyo de inversores de ese nivel supuso la validación y el reconocimiento de lo que estábamos haciendo, y una oportunidad inigualable para seguir creciendo y mejorando nuestro producto.

Aunque en realidad, me quedo con el momento actual. Mirar a mi alrededor y ver que hay 20 personas luchando y trabajando a muerte por la felicidad de nuestros más de 100.000 usuarios, y por escalar y crecer para llegar a muchas personas más. Da vértigo pensar en cómo hemos llegado hasta aquí, aunque sabemos que lo mejor está aún por llegar.

¿Cuáles son las expectativas a corto plazo de la empresa? ¿Y cómo se ven dentro de cinco años?

A corto plazo, durante los primeros meses de 2016 nuestro objetivo es terminar de validar el modelo actual para comenzar con la internacionalización de Groopify a las principales capitales europeas. Una vez afianzados en las 45 ciudades españolas en las que estamos presentes actualmente, estamos capacitados para dar el salto a Europa y adaptar nuestro modelo a sus distintos tipos de público, por lo general mucho más inmerso en el mundo mobile y mucho más expuesto a alternativas de ocio de todo tipo.

Un producto como Groopify cobra aún mucho más sentido en las grandes ciudades, donde se unen un amplio abanico de públicos con las necesidades que nosotros cubrimos a la perfección, la necesidad de conectar con otras personas en la vida real, más allá de los interminables chats de otras aplicaciones de dating, y al mismo tiempo conocer lugares nuevos y divertidos que hagan que la experiencia sea aún más completa y personalizada, y además todo esto en sólo un par de taps. Nuestros objetivos pasan además por ampliar a un mayor tipo de planes organizados, no solo en locales y bares, sino también planes alrededor de cualquier otro tipo de actividad.

En una startup, dada nuestra naturaleza y como hemos venido comentando, nuestra filosofía y nuestra cultura, hablar de largo plazo es algo complicado. Cinco años es mucho tiempo y muchísimo pueden cambiar las cosas en ese período, pero si tuviera que mojarme diría que vería Groopify como una marca referente en ocio y en social discovery, en el top of mind de la población como facilitadora de planes y de conexiones con otras personas de todo el mundo, y por supuesto como la gran alternativa a las grandes aplicaciones que no dan un paso más allá de la mera conexión online entre usuarios.

Queremos crear un ecosistema global, con presencia internacional, y derrumbar así todas las barreras existentes, tanto tecnológicas como logísticas, entre conectar en online/mobile y conocerse en persona. Nuestra misión es que conectar con gente afín y conocerse en persona sea tan fácil como pedir un taxi o una pizza, desde el móvil y en dos taps, y que estas conexiones que creemos tengan la finalidad que nuestros usuarios demanden en todo momento —conexión personal, ocio, profesional, etc.

«La transparencia es uno de los principios que más contribuye a formar equipo»


Pablo Viguera es co-fundador y CEO de Groopify, una solución para conectar personas que va más allá de la mera cita a ciegas. La idea de negocio parte de ofrecer experiencias con planes ya organizados, en los que conocer gente con intereses similares de una manera divertida, y sin el compromiso y la dificultad que supone quedar a ciegas con una sóla persona. Se rompen las barreras y se acortan las distancias para ampliar el grupo de amigos.

Miguel García-Santesmases, CIO de la empresa, y Alejandro Coca, Biz Dev & Sales Manager, y Pablo Viguera comenzaron a materializar una oportunidad de negocio que no ha dejado de celebrar éxitos tras dos años de su fundación.

Desde una perspectiva abierta, dinámica y con alma de emprendedor, Pablo Viguera destaca en esta primera parte de la entrevista, la importancia que supone la transparencia para gestionar un equipo de trabajo eficiente, que mantenga un clima laboral sano, y nos desvela las dificultades que les supone atraer y gestionar talento.

«La transparencia favorece la comunicación entre las áreas y en el equipo favorece la confianza. Si tuviera que destacar uno de los principios que más han contribuido a crear este sentimiento de equipo tan fuerte que perseguimos y que hemos conseguido hasta el momento, sería la transparencia.» Ésa es la base de la cultura de Groopify, muy orientada a la mentalidad que hoy día está triunfando en las mentes de jóvenes emprendedores que buscan las mejores oportunidades tecnológicas.

¿Cómo es la cultura corporativa de Groopify?

En Groopify creemos que la cultura está íntimamente ligada a nuestra visión como empresa, y por ello es algo que puede ser creado y personalizado para adaptarse a ella. Creemos que hacer el ejercicio de definir esta cultura desde el principio genera un gran valor a la organización y se convierte en una guía que establece el camino a seguir y en la que apoyarse en el presente y en el futuro. Entendemos nuestra cultura como una causa, no como una consecuencia, el pilar desde el que tomar decisiones y empezar a construir.

Hace un año, cuando el equipo ya comenzaba a crecer —éramos seis personas en ese momento— empezamos a tener la necesidad de definir esta cultura, este ADN que nos caracterizaba y que nos iba a caracterizar como empresa y como equipo en el futuro. Organizamos una sesión conjunta entre todo el equipo en la que lanzamos la pregunta «¿Cual es nuestra cultura? ¿Cuáles son los principales valores que querríamos que Groopify tuviera, hoy y en el futuro?». Cada uno de nosotros planteamos nuestras propuestas —siempre argumentando por qué eran importantes—, lo que resultó en una reunión de una hora y media que fue una de las sesiones más productivas e inspiradoras que hemos tenido en todo este tiempo, incluso para unos detractores de las largas reuniones como nosotros.

El resultado de esta sesión fue una página en la que detallamos los nueve puntos que nos definen y nos han definido en cada paso que hemos dado desde aquel 19 de enero en que los escribimos y que en realidad ya venían definiéndonos desde antes. Nuestra cultura es lo que nos guía para hacer lo que hacemos, como una especie de escala de valor o referente a la hora de tomar cualquier decisión, ya sea al abordar una tarea específica y definir prioridades como al tomar decisiones a nivel de management o recursos humanos.

¿Qué les llevó a encontrar esta oportunidad de negocio?

La idea surgió al darnos cuenta de cómo un problema personal que en ese momento teníamos los tres fundadores, podía ser compartido también por muchas otras personas, y que, por tanto, estaba en nuestra mano buscar una solución que pudiera hacer mejor la vida de éstas. Ese problema en concreto fue cuando, tras estar trabajando y estudiando en el extranjero muchos años, regresé a España y me encontré con dificultades de encontrar nuevos amigos con quien compartir intereses y pasar un buen rato fuera de los círculos establecidos. Al hablarlo con mis dos amigos de toda la vida y también socios de Groopify, Miguel y Álex, los tres coincidimos en que esa misma dificultad la podrían tener muchas otras personas, que llegan a una ciudad nueva donde no conocen a nadie.

Como nos encantan los retos, las nuevas experiencias y por nuestra propia vocación emprendedora no lo dudamos ni un momento y decidimos así montar Groopify. Un proyecto que se sustenta en la idea de la amistad y de las conexiones entre personas en la vida real más allá del mundo online, creado precisamente por tres amigos tomando unas cañas en el bar de siempre.

Con respecto a la gestión de personas, ¿cómo cree que es la mejor manera de formar equipo?

Sin duda, para Groopify la clave es mantenernos siempre fieles a nuestra cultura y nuestros valores. Es fundamental que todas las partes del equipo estén totalmente inmersas en la filosofía de la empresa, ya que es la única manera de que todo el equipo reme en la misma dirección y tenga claro en todo momento qué es lo mejor para el grupo y para Groopify. Los intereses comunes siempre van por delante de los individuales, y esta filosofía está presente tanto en el trabajo y las decisiones que se toman en el día a día como en nuestra identidad como miembros del equipo y en cómo nos relacionamos unos con otros.

Si tuviera que destacar uno de los principios que más han contribuido a crear este sentimiento de equipo tan fuerte que perseguimos y que hemos conseguido hasta el momento, sería la transparencia. Esta palabra nos acompaña en todo momento en el día a día para todo lo que hacemos.

—Transparencia a la hora de compartir con todo el equipo la situación en la que se encuentra Groopify como empresa a todos los niveles y definir los objetivos para cada área y cada miembro del equipo. Por ejemplo, cada miércoles organizamos una sesión de preguntas abiertas que llamamos all hands en la que todos los miembros del equipo pueden preguntar cualquier duda, de la naturaleza que sea, a los demás. Por otro lado, los mismos resultados e indicadores que compartimos periódicamente con nuestros inversores, son también compartidos internamente. Es la mejor manera de lograr que todos estemos en la misma página y tengamos claro cual es el foco y los objetivos a seguir en cada momento.

—Transparencia también en lo relativo al trabajo que cada uno de nosotros está realizando en todo momento, gracias a herramientas colaborativas como Trello en la que las tareas de cada área y su estado son públicas para todos los demás.

—Transparencia incluso relativa a los salarios y participaciones en capital de cada toso los compañeros —todos tenemos acceso a los objetivos, resultados salarios y porcentajes de equity de los demás.

La transparencia favorece la comunicación entre las áreas y el equipo, favorece la confianza—siempre y cuando esa transparencia sea siempre bidireccional, que es lo que nosotros defendemos y aplicamos—, y permite que todos los miembros del equipo estén al mismo nivel teniendo acceso a toda la información por igual.

¿Cuáles son las dificultades principales con las que se tiene que enfrentar a diario en la gestión de talento?

Diría que el reto se concentra más en el proceso de contratación de nuevos trabajadores, y que si se es capaz de gestionar esta fase correctamente, se minimizan mucho esas posibles dificultades de la gestión del equipo en el día a día.

En los dos años que llevamos en marcha hemos construido un equipo de 20 personas, lo que significa que hemos ido aprendiendo de cada proceso, dándonos cuenta de nuestros errores y también de nuestros aciertos, hasta que hemos conseguido llegar a un proceso con el que nos sentimos cómodos y que nos está dando muy buenos resultados en los últimos meses. De nuevo, lo que guía este proceso de contratación que seguimos en Groopify, es nuestra cultura.

Es fundamental contratar a personas que crean en el proyecto y que compartan los valores de la empresa —y lo demuestren— desde el primer momento en que les conocemos en una entrevista. Estos años nos han demostrado que las mayores dificultades vienen de una falta de fit, encaje o entendimiento con la filosofía, ya que son cuestiones que hacen alusión más a la actitud que a la aptitud, algo que es intrínseco a cada persona y que es difícil de cambiar —por no decir imposible.

Por eso, cuando comenzamos un proceso de contratación, la primera entrevista que hacemos a nuestros candidatos trata de validar uno a uno los puntos de conforman nuestra cultura, para evaluar si esa persona comparte estos valores, los entiende y si se siente motivado para trabajar en base a ellos. En definitiva, el objetivo de esta primera toma de contacto con los candidatos es valorar el encaje de la persona con el resto del equipo, con la manera que tenemos de hacer las cosas y con lo que ofrecemos y buscamos para el puesto a un nivel más allá de las competencias profesionales.

En estas entrevistas además participan distintos miembros del equipo, no solo el área responsable de los recursos humanos, lo que permite tener puntos de vista muy diversos y lo que a la vez refuerza ese sentimiento de pertenencia y responsabilidad de cada uno de nosotros para con el equipo.

Este ha sido nuestro pilar en los procesos de selección que hemos llevado a cabo en estos últimos meses —desde el mes de julio se han incorporado 10 personas nuevas a Groopify— y está siendo clave para lograr que desde el minuto uno las nuevas incorporaciones estén al cien por cien inmersos en la cultura, lo que favorece y facilita mucho el trabajo de Recursos Humanos del día a día.