Productividad en verano: Sácale partido.


En muchas ocasiones hemos repetido la simbiosis en la que viven ocio y productividad. Sin tiempo para nosotros no hay productividad y de alguna manera, podemos aprovechar la inmensa oferta de ocio que ofrece el verano para sacar más partido a nuestra productividad.

Como hemos dicho en entradas anteriores, el verano lo tiene todo para sacar de quicio nuestra concentración y hacernos sentir mal por estar trabajando y no procastinando. El problema de esto es que lo que consideramos verano dura mucho más que los días de vacaciones de los que disponen la mayoría de trabajadores.

En ocasiones es dificil encontrar estímulos por los que avanzar durante la semana en invierno ya que el fin de semana los planes escasean pero no es así en verano. En verano hay infinidad de opciones de ocio, tienes infinidad de conocidos que estás por tu ciudad de vacaciones, amigos en la playa a los que pasar a visitar…

Aprovecha el verano para que todo tu tempo libre esté lleno de actividades. Tirarte en el sofá a veinte centímetros del ventilador durante dos días seguidos no va a ayudarte a ser más productivo ya que el lunes volverás a la oficina deseando aún más irte de vacaciones y hacer las cosas que está haciendo todo el mundo (o esa es tu percepción)

Incluso entre diario, tanto si tienes jornada reducida como si no, usa tus tardes de manera distinta. Queda a cenar en alguna terraza, da un paseo por el parque, ve a alguna piscina…

Al fin y al cabo intenta que tu ocio sí que disfrute del verano. Que emocionalmente experimentes un cambio a pesar de seguir trabajando igual que el resto del año.


Deja un comentario