Productividad en verano: Expectativas vs realidad


Hoy terminamos nuestro repaso a las claves para mantener la productividad en verano con un post que habla sobre cómo medir tus expectativas en verano en lo que a tu productividad se refiere.

Sí, tu productividad va a caer pero la pregunta es ¿Cuanto?

La respuesta es clave para tu organización personal de cargas de trabajo. En ese sentido intenta dejar una carga de trabajo razonable para antes de marcharte de vacaciones de manera que si tu productividad decae algo o estás algo distraída, no termines sobrepasada por el trabajo.

Otro buen consejo es no dejar absolutamente todo por hacer para la vuelta de vacaciones ya que de esta manera pasaremos nuestras vacaciones con la mente puesta en la cantidad de trabajo que nos espera a la vuelta (con su consecuente falta e motivación a la hora de afrontar el día de vuelta al trabajo)

Además, dados los factores propios del verano que pueden minar nuestra productividad, resulta interesante ver cómo si aplicamos la ilusión de unas vacaciones próximas, este estado de productividad mermada puede quedar totalmente reducido.

Sin embargo tras volver de estas vacaciones y con todo el año por delante (más el verano aún vigente) no es el momento idóneo para esperar que nuestra productividad  se incremente.

Por eso deja hecho cuanto más mejor, sé consciente de los bajones de3 productividad que vas a experimentar y en especial planifica el trabajo en verano en función de cuando vayas a coger vacaciones.


Deja un comentario