Marca personal 5: Coherencia


Construir una marca personal es y siempre será un ejercicio arriesgado ¿por qué? Porque se corre el riesgo de caer en falta de autenticidad, es decir, que parezca una pose, una fachada. 

Una marca personal siempre ha de ser un reflejo real de tu personalidad. Tu versión comunicativa. Y tú me dirás: Es que todas las personas caen en contradicciones. Bueno, pues tu marca personal no.

Tu marca personal ha de ser coherente. ¿Qué supone esto?

Supone que tus decisiones han de seguir una linea fácil de reconocer. Esto es tan importante debido a la cantidad de perfiles que se encuentran en el mercado y dado que si alguien tiene que recordarte lo hará de manera más rápida por el «experto en» más que por alguien a quien iinteresa un día una cosa y otro otra cosa distinta.

Por eso es tan importante que elijamos cuidadosamente cómo enfocar nuestra marca personal, ya que una vez esté elegida tendremos que ser coherentes con ella para construirla.

Nuestra marca ha de ser transparente. La transparencia en términos de marca personal supone comunicar cualquier cambio de postura. Si tu eras muy partidario de una fórmula de trabajo por ejemplo y después cambiar de opinión, explica en tus redes y a tus contactos el por qué lo has hecho. Es decir, ya que un cambio de postura, evolución de intereses… es inevitable, afróntalo con sinceridad.

En definitiva construye un mensaje que sea auténtico y sonará auténtico. Que tus intereses y forma de comunicar sean fieles a tu personalidad.


Deja un comentario