Liderazgo cotidiano


Para cada persona el liderazgo supone una cosa. Normalmente pensamos en el liderazgo en términos demasiado grandes. Cuando pensamos en un líder hablamos de steve jobs o de algún gran deportista pero aquí no vamos a hablar de ese liderazgo de masas. No, hoy empezamos un monográfico sobre el liderazgo cotidiano, el liderazgo del día a día.

Cuando ibas a primaria y todo el mundo jugaba a lo que esa niña o niño prefería jugar o ese amigo que siempre te convencía para hacer tal o cual cosa, cuando en la universidad una persona se erigía como cabecilla y portavoz de un grupo de trabajo de manera tácita y con el beneplácito de todos… Todo eso es liderazgo y nada es casualidad.

A la hora de enfrentarse el mundo laboral el liderazgo y su gestión son la clave del éxito y no estamos hablando solo de algo que ataña a puestos directivos.

El liderazgo es una aptitud que puede mostrar hasta el becario. En cualquier trabajo hay empresas que requieren de la gestión de personas, de motivar a personas que no están involucradas e interesadas y en definitiva de hacer que un proyecto o trabajo salga adelante dirigido por tu voz.

Las aptitudes de liderazgo te harán vender mejor tus ideas, sí. Pero lo mejor que sacarás del liderazgo es la gestión del talento ajeno.

Un gran líder consigue que todo el talento del que dispone aflore, sin que nadie que tapado o excluido, haciendo que el resultado final sea el mejor posible. Así que si pensabas en el líder como alguien que hacía todo el trabajo o la parte más importante del mismo te equivocas, el líder asume su parte del trabajo pero solo la suya, no la de todos. y desde luego el líder no es el que sabe de todo ni es experto en otros temas, tan solo tiene la actitud y aptitud necesaria como para conjugar los factores de la mejor manera.


Deja un comentario