La generación Z llega para cambiarlo todo


¿Qué es la generación Z? Es la generación nacida entre 1994 y 2009. ¿Y por qué lo va a cambiar todo? Porque es un consumidor totalmente diferente, un trabajador con nuevas necesidades y, sobre todo, tiene un comportamiento distinto como ciudadano.

Atrevia y Deusto, por ejemplo, han desarrollado un informe «Generación Z, el último salto generacional» ya que se dieron cuenta de que si queremos liderar el conocimiento en innovación tanto a nivel laboral como social, es vital conocer a esta generación.

Los jóvenes de la Generación Z son autodidactas, creativos, sobreexpuestos a la información, innovadores y emprendedores. Sus dinámicas de consumo y comportamiento son absolutamente diferentes a las de generaciones anteriores. El entorno digital en el que han forjado su personalidad supone que la reacción en tiempo real cuando interactuamos con ellos sea clave. Debemos ser capaces de adaptar los recursos y los sistemas a sus nuevas necesidades: puestos de trabajo, canales de comunicación, modelos de aprendizaje y diálogo deben ser replanteados para que la Generación Z se sienta integrada en la sociedad.

Para aquellos que pensaban que con los millennials ya habían cubierto su capacidad de asombro, estaban equivocados y de nuevo tendrán que seguir aprendiendo de los miembros de la Generación Z, lo que les define es que nunca antes hubo una generación que se haya educado y socializado con internet en sus bolsillos, eso les hace ser irreverentes con cuestiones hasta ahora sagradas como los padres, los profesores y los jefes, pero a la vez con más capacidad de empatizar, hacer amigos, ser emprendedores precoces e implicados socialmente que nunca antes. El mundo será mejor con ellos si el resto de generaciones somos capaces de conseguir los cambios que demandan.

A nivel laboral y educativo, el estudio cuenta cómo su capacidad de trabajar en red lo va a cambiar todo. Si bien actualmente las distancias han quedado reducidas por la tecnología, para ellos no va a existir la distancia. Ni siquiera desde un punto de vista conceptual, no van a sentir la distancia como un impedimento, nunca.

Otra cosa reseñable es su capacidad para emprender, para innovar. No tienen miedo a crear algo nuevo, han nacido para romper los moldes del trabajo convencional. De hecho, un 55% de los 50.000 adolescentes encuestados por Universum en 45 países manifestó interés en lanzar una startup. En España el porcentaje baja hasta el 39%, pero no deja de ser muy relevante.

En definitiva, este informe y otros muchos estudios que hablan de la generación Z, nos ponen sobre aviso. Tenemos que empezar a comprender el mundo como algo más colaborativo, con un entorno laboral menos estable, con varios empleadores… porque ellos ya lo hacen.


Deja un comentario