Employer branding: Qué queremos


Vale, ya sabemos quién es nuestro público objetivo, es decir, ya sabemos a quién nos tenemos que dirigir. Y en la anterior entrega comentábamos que antes de saber hacia dónde vamos teníamos que saber de dónde venimos. Bien, pues una vez sabemos todo esto, toca definir precisamente eso: Hacia dónde queremos ir.

Este paso tiene mucho que ver con seguir todo el proceso que estamos estipulando. Precisamente por eso damos un paso detrás de otro, porque es fundamental que seamos coherentes con todo este proceso enfocado a nuestros empleados.

¿Por qué es tan importante ser coherente? Porque estamos comunicando a nuestros futuros y actuales empleados. y si damos un paso en falso vamos a socavar nuestra credibilidad frente a ellos.

Piensa que el qué queremos llegar a ser está muy relacionado con nuestra estrategia y modelo de negocio. ¿Qué nos diferencia como empresa? Quizá somos una empresa dedicada al ocio, a la investigación, al estudio, al deporte… Bien, pues de eso tenemos que sacar algunas conclusiones:

Qué une a nuestros empleados: Todos nuestros empleados tienen intereses comunes. Por algo se habrán sentido atraídos a nuestro sector o más concretamente a nuestra empresa. Ya sea nuestro posicionamiento, nuestra personalidad o nuestro modelo de negocio. Pues a satisfacer esas personalidades comunes tiene que ir enfocada nuestra estrategia de Employer branding.

De esta manera si nuestra empresa está dedicada al deporte queremos que en nuestro seno reine la competición tanto como la colaboración, el estilo de vida saludable, el aire libre, una actitud dinámica…

 


Deja un comentario