El éxito es… no dejar de actualizarse


 

Pasa muy a menudo que empresas que comenzaron bien, que demostraron que su apuesta tenía futuro, que demostraron que sabían hacer las cosas, que tenían talento, han caído. ¿Por qué? Pues porque hay cosas que no se olvidan pero otras que se tienen que seguir aprendiendo.

Muchas veces olvidamos que cuando entramos en un nuevo negocio lo sabemos todo sobre ese negocio, nos hemos informado y leído hasta la extenuación y nos hemos convertidos en expertos. Sin embargo no podemos olvidarnos de esto a que gran parte de nuestro éxito reside en lo que sabemos sobre nuestro sector. Y si dejas de informarte, si te desactualizas ¿Qué sabes?

Evidentemente hay sectores más vulnerables a la desactualización y otros menos. Pero en absolutamente todos es fundamental seguir al día. Mostramos mucho empeño en mantener la calidad, nos esforzamos mucho en que el servicio sea óptimo y el trato siempre amable. Incluso invertimos en renovar nuestra imagen si esta se ha quedado desactualizada. ¿Por qué nos cuesta tanto incluir en nuestros objetivos a corto plazo la formación constante?

Esta falta de información hará que no conozcamos realmente el sector en el que operamos. Aunque parezca difícil llegar a desconocer un sector el que estás operando, es posible. Es posible porque si dejas de mirar la competencia, información del sector, nuevos productos… un día encontrarás que vendes menos y menos y ya será demasiado tarde.

Y pasa exactamente lo mismo con los empleados. Una parte importante de esta actualización reside en mantener a tus empleados formados, a la última. Esto no se trata solo de que su desarrollo personal incrementará su motivación, que también, si no en que no puedes permitirte tener piezas tan claves como tu equipo humano desactualizado.


Deja un comentario