El éxito es… inspirar


 

¿Cual es la obligación de un líder? ¿Qué hace que una empresa tenga un líder y otra tenga tan solo un jefe o responsable? A veces creemos que se trata tan solo de una personalidad arrolladora. Como si un líder hubiese nacido para serlo y el resto tan solo para ser liderados.

Pero la verdad es que cualquier persona con las capacidades necesarias puede verse en un puesto de alta responsabilidad o puede emprender. Y cualquiera de esas personas puede elegir entre mandar y ordenar o involucrar e inspirar.

La realidad es que cuando tienes trabajadores a tu mando lo normal es que estos cedan parte de iniciativa a tu figura. También es normal que esperen de ti que des ejemplo, es decir, que es muy raro que si tú llegas sistemáticamente tarde tus empleados lleguen muy puntuales.

Por eso para tener éxito debes inspirar, debes ser una figura que represente lo mejor que hay en tí a nivel laboral. Por eso tienes que ser un personaje (a nivel laboral) que encarne todos los valores que quieres inspirar en tus empleados.

Para inspirar tienes que involucrar. La figura del maestro que habla y todo el mundo escucha con la boca abierta no funciona. En el trabajo funciona la figura que deja hacer, que incita al movimiento.

Por eso tienes que superar tus miedos. El miedo a empoderar a los empleados en un miedo muy común. Pero no tienes que verlo como si estuvieses cediendo una parcela de tu terreno si no que tienes que verlo como que o das territorio para que tus empleados crezcan o ahogarás su ilusión y sus inquietudes.


Deja un comentario