El curriculum perfecto


Es la era digital. Encontrar empleo es cuestión de conexiones y algunos apuntan a que nunca ha dejado de ser cuestión de contactos. Entre unos y otros parece que hemos olvidado el valor de un currículum. Sin embargo ¿Cuantos de vosotros no tiene un currículum?

Exacto, el curriculum sigue siendo un “must” y por ello comenzamos un nuevo monográfico con las claves para redactar un currículum con garantías de éxito.

Si te fijas, en la frase anterior hablamos de “redactar” un currículum cuando la expresión correcta debería ser “diseñar” un buen currículum. Pero eso ya lo veremos en próximas entradas.

En definitiva tu currículum vitae ha de reflejar tu marca personal. Es una herramienta más de la que dispones y ha de estar alineada con las demás, respetando sus particularidades. En esencia un currículum es una bajada muy a tierra de todas las cosas bonitas que puedas decir de tí mismo.

No decimos con esto que el curriculum no deba tener un factor emocional, es más, debe tenerlo. Pero es un ejercicio de concisión que hace tangibles los factores que sustentan tu imagen como profesional.

Si aún dudas sobre el motivo por el que seguir leyendo este monográfico quizá aquí tengas algunas razones de peso: tu curriculum no es solo tu carta de presentación, tu único representante, tu única manera de destacar entre otros miles papeles. Tu currículum además servirá de guión para que un entrevistador te haga una entrevista de trabajo si te selecciona si no que una vez realizada la entrevista será el documento que recuerde a tu entrevistador los datos que más destacaban de ti.

Estructura, diseño, redacción, contenido, enlaces… Muchos elementos a conjugar en muy poco espacio y mucho en juego para tu futuro laboral. mejor aprender algunos trucos ¿No?


Deja un comentario