El currículum perfecto: Básicos


Organizar tu currículum determina la manera en que esté va a percibirse. El orden en el que dispongas los elementos va a marcar la diferencia.

Todo curriculum ha de tener un orden de lectura, como cualquier otro documento audiovisual  tienes que establecer un recorrido para el seleccionador, guiarlo por el documento.

Empieza siempre por la fotografía. Empezar viendo tu cara hace que la persona encargada de leer el currículum te “humanice” es decir, que empatice con tus datos, que no le resulten fríos.

Ten en cuenta que tu foto ha de transmitir tu personalidad, es decir, si eres una persona alegre sonría (levemente, no a carcajadas) si eres una persona especialmente seria, sal serio (pero con el rostro relajado, sin el ceño fruncido) Dentro de lo establecido intenta que tu pose, tu ropa, tu encuadre… marquen pequeños detalles sobre cómo te ves a ti mismo.

Usa ángulos algo elevados o laterales para suavizar tus rasgos y usa la luz natural, en especial la matutina, que es una luz mucho menos dura que hará que parezcas más “confiable”. No olvides que si tu aspecto cambia (por ejemplo, has decidido s o raparte o ahora eres rubia o quitarte las rasta) actualiza la foto de carnet. en especial por evitar la sorpresa de un cambio de look y que el seleccionador sienta que tiene ante si la persona que el ha “imaginado” leyendo tu currículum.

Incluye siempre un título que te defina como profesional. Al estilo de lo que te obliga a hacer Linkedin, Este título es importante ya que es tu frase de presentación y acota tu perfil. Intenta que en el se vea tu experiencia (consultor senior) o tu especialización (experto en sistemas) lo que mejor te defina.

Tus datos personales han de ser visibles, no caigas en el error de pensar que no es información esencial y que si alguien está interesado ya forzará la vista para ver tu número de teléfono, no. Haz que tus datos destaquen y que sean casi un “call to action” que inviten a contactar contigo.

Lo que si puede ocupar un lugar menos importante a modo de “más información” son los enlaces a tus redes sociales o a tu web y blog. Este tipo de información tiene que aparecer para unir tu presentación analógica con tu yo digital. es muy importante que ambos perfiles se retroalimenten.


Deja un comentario