El arte de presentar: La regla de Guy Kawasaki


Existe una norma básica en toda presentación que se cumple a rajatabla en especial desde que todos tenemos un dispositivo móvil en el bolsillo: No vas a tener toda la atención todo el rato.

Por eso Guy Kawasaki creó la regla del 10 20 30. Es decir: 10 diapositivas, 20 minutos y 30 fuentes tipográficas distintas.

Es evidente que cada presentación requiere de particularidades en duración o tipo de documentos pero hay que quedarse con la parte clave de la ley de Kawasaki. Esta ley habla de dinamismo y metodología. Habla de mantener un equilibrio entre texto imágenes, número de diapositivas y duración.

El equilibrio es muy importante. Una presentación equilibrada es aquella que no está saturada de ningún elemento. Con esto conseguimos que nuestros interlocutores no sepan de ante mano qué es lo que va a salir. Si presentamos mil imágenes, nuestra audiencia mirará el móvil porque total, solo se van a perder una imagen más y lo mismo pasa con los textos o vídeos.

Un buen truco es presentar el texto en forma de bullet points. De esta manera la información se percibe más ordenadamente y además da la sensación de urgencia por leer a la audiencia.

Otro factor a tener en cuenta es el equilibrio. Montar una presentación equilibrada en tiempos supone que ordenes la información para que todas las diapositivas te ocupen el mismo tiempo. Imagina que tienes una diapositiva en la que tardas en explicar cuatro bullets cinco minutos, pues tu audiencia va a esperar que en la siguiente tardes exactamente lo mismo y va a pasar el primer minuto mirando el movil para luego leer lo que pone en los bullet. ¿Pero y si esta diapositiva dura solo un minuto? Pues perdiste su atención por completo.

Como hemos dicho antes la intención es mantener la atención de nuestra audiencia al 100% pero también tenemos que ser realistas y montar presentaciones desde la seguridad de que en el mejor de los casos tendremos un 95%.

 


Deja un comentario