Crear una una startup: Personal


Siempre dicen que es el activo más valioso y en nuestra opinión lo es. El problema es que las grandes empresas cuentan con departamentos enteros que gestionan este activo y un pequeño empresario en muchas ocasiones no tiene el conocimiento o el tiempo suficiente para gestionar este activo adecuadamente y puede volverse en su contra.

Aunque esta frase pueda parecer algo desmotivadora: No empieces pensando a lo grande.

Si has conseguido financiación para contratar a seis personas y producir en consecuencia, lo mejor es que empieces por un equipo de tres y produzcas la mitad. ¿Por qué? Porque siempre, siempre vas a tener que maniobrar, limar detalles y aspectos del negocio y recalcular. Esto es mucho más sencillo con equipos pequeños que te enseñarán que quizá donde pensabas que solo necesitabas a una persona necesitas dos o que donde creías que necesitabas cuatro con tres funciona bien.

Una vez la startup despegue ya podrás ir aumentando el equipo en función de esa experiencia.

Nunca desestimes la opción de externalizar. Externalizar ciertos servicios tiene infinidad de ventajas entre las que destaca la especialización de la que te puedes aprovechar al contratar a una empresa experta. Y aunque no lo parezca en muchas ocasiones externalizar también supone una optimización de costes, no siempre, pero haz números, igual te llevas una sorpresa.

Pero sin duda la principal ventaja de externalizar es que podrás centrarte en el core de tu negocio, esto supone que no te distraerás con intentar controlar actividades profesionales que no controlas tanto como tu negocio.

Actualmente se cuentan por cientos los portales y aplicaciones donde podrás buscar a tus potenciales empleados pero no desestimes el tradicional método del boca oreja. Comenta a tus allegados que buscas a alguien y no te ciñas solo al terreno online.


Deja un comentario