Compañeros bomba: el criticón


¿A este sí lo conocéis eh? Lo primero que queremos decir sobre el criticón es que no se reduce simplemente a una persona que tiende a criticar. No, no es solo eso. ya que el hecho de criticar no tiene nada malo e incluso si es parte de una actitud nociva puede ser algo eventual. No, el criticón es algo más.

El criticón es una persona destructiva en esencia. Una persona que es incapaz de construir nada nuevo, ni bueno. Una de esas personas con las que es muy difícil sacar adelante un nuevo proyecto.

¿Conoces a esa persona que digas lo que digas siempre tiene una pega a todo pero nunca propone nada? Pues ese es el criticón.

El cambio es imposible con ellos. Son personas tremendamente temerosas al cambio. Personas que no quieren cambiar, quieren que todo esté como estaba. La verdad es que es un perfil de persona muy temeroso e indeciso. Son muy poco resolutivos ya que no pueden decantarse por ninguna opción

Por eso no hay que confundirlo con personas que siempre tienen la capacidad de ver los pros y las contras de todo. estas personas sí que son muy útiles para nuestro día a día en el trabajo. Una persona con capacidad para ver lo que puede ver mal pero que también lo es para buscar una salida del laberinto es genial. Pero el criticón no es así. el criticón tan solo crea un laberinto de dónde había un pasillo y después se marcha. Simplemente es una persona muy negativa, que se refugia en su miedo a que algo salga mal para convencer al resto de que algo va a salir mal.

No es constructivo ni receptivo a las críticas. Una persona así no va a ser alguien fácil de dirigir. Porque igual que ve todo de manera negativa también ve a todos de manera negativa. Por ello tiende a no respetar la autoridad, porque no puede ver virtudes, solo ve defectos.


Deja un comentario