¿Cómo mejorar mi productividad?


Si sientes que no has aprovechado el día, o incluso que has estado más horas de las necesarias en tu puesto, con su consecuente cansancio físico y emocional, piensa que quizá no estás siendo productivo. Al fin y al cabo, ser productivo no significa ni más ni menos que hacer lo que tenemos que hacer en el tiempo que necesitamos para ello.

Se trata de establecer ciertas rutinas hasta que nos acostumbremos a ellas, hasta que nos acostumbremos a ser productivos.

Organiza tu tiempo: Establece el tiempo que vas a necesitar para cada cosa e intentar cumplir tu timing. No se trata de agobiarte con exigencias irrealizables pero hay tareas que ya has realizado más veces y sabes cuanto tiempo necesitas para llevarlas a cabo.

Comienza por lo más difícil: Las tareas más complicadas pueden suponer toda una prueba para nuestra fuerza de voluntad, sin embargo dejarlas para más adelante solo hará que las afrontemos más cansados y con menos ganas de las que teníamos a primera hora. Además, la satisfacción de haber realizado la tarea más complicada del día puede supones un empujón de ánimo.

Aprende a delegar: Seguramente no eres productivo porque intentas hacer más cosas de las que te corresponden. Hay personas que pueden hacer esas tareas de las que tu no te quieres desprender por costumbre, incertidumbre o miedo. Pero lo mejor es que la dejes ir y te centres en las más importantes, en las que te competen. Y si en algún momento el volumen de trabajo te supera, es momento de repartir juego, no intentes abarcar lo que sabes que no puedes porque esto te frustrará.

Conócete: Tú sabes en qué momentos eres más productivo y en qué condiciones eres menos. Horarios, comidas, horas de sueño…. Identifica estas condiciones y úsalas a tu favor.

Date un respiro: De la misma manera que cuando sabemos que hemos perdido el tiempo nos sentimos mal con nosotros mismos, cuando hemos cumplido nuestro plan tenemos que ser capaces de sentirnos bien, incluso de recompensarnos.

Estos son solo algunos trucos para que tú mismo marques tu productividad ideal y sientas que has aprovechado tu tiempo.


Deja un comentario