Mutua Madrid Open Tenis 2016


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te gusta el tenis y pasas en Madrid este fin de semana tienes una cita en la caja mágica.

El Mutua Madrid Open celebra su XV aniversario con grandes partidos entre los 64 mejores jugadores del circuito ATP y las 25 mejores tenistas del WTA. Rafael Nadal, Novak Djokovic y Serena Williams seguro que no faltan a la cita con este Máster 1000 sobre tierra batida.

Nació como un torneo masculino, en el extinto Rockódromo de la Casa de Campo de Madrid. Juan Carlos Ferrero, Marat Safin o André Agassi, su primer campeón, fueron las principales estrellas de aquella primera edición, la de 2002, jugada en pista dura y en las últimas fechas del calendario tenístico. Casi 16 años y 15 ediciones después, aquel torneo se ha convertido en el torneo que es hoy, que comienza con el Charity Day, una jornada con fines solidarios que medirá, entre otros, a Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza.

Las entradas (aún quedan entradas) van de los 8 a los 120 euros y puedes conseguirlas aquí: Entradas mutua Madrid Open

Se busca sucesor para el británico Andy Murray. ¿Podrá repetir el de Dunblane la gesta de 2015? ¿O volverá Rafa Nadal a recuperar el mando de la tierra batida madrileña?

 

Controlar tus emociones: La incertidumbre


Para terminar con nuestra revisión de la inteligencia emocional (tras la ira y la alegría) optamos por una emoción mucho menos «visible» una emoción que de la mano de la crisis se ha instalado en miles de puesto de trabajo de nuestro país. Hablamos de la incertidumbre, el no saber qué pasará mañana.

La incertidumbre (que está muy ligada al miedo) es una emoción silenciosa. Una emoción que no se va a demostrar con gritos o una gran sonrisa, una emoción que por ello podemos pensar que nos influye de manera menos directa, pero sí lo hace. Tenemos que ser conscientes de hasta qué punto desconocer lo que vendrá afecta a nuestro día a día.

La incertidumbre es como una gota que va golpeando, poco a poco, nuestro estado de ánimo. La percibimos en el clima de nuestra empresa, en las noticias, en comentarios de los compañeros… la incertidumbre nos hace ser paranoicos, temerosos, poco decididos y demasiado conservadores.

Es, por lo general, un elemento muy desmotivador. El trabajador que tiene dudas sobre su futuro baja su rendimiento de manera inmediata. ¿Cómo podemos controlarlo? Los estímulos son tantos y por tantos medios que lo más difícil es ser realmente consciente de que estás desmotivado. Una vez eres consciente de ello tienes que intentar ceñirte a los hechos. ¿Qué está pasando realmente? ¿cuales son los datos? ¿Se corresponde el clima de miedo de mi oficina a una realidad basada en probabilidades?

En caso de que así sea tenemos que ver que la incertidumbre puede también darnos un impulso. Puede sacarnos de nuestra zona de confort, de seguridad. Debemos evitar paralizarnos con el pánico que conlleva la incertidumbre y usarlo de estímulo para avanzar más rápido de lo que lo estábamos haciendo.

Con respecto a las relaciones personales en nuestro trabajo tenemos que saber que la incertidumbre nos hace ser desconfiados, puede llegar a sacar nuestro competidor más desleal. En definitiva, tenemos que tomar la incertidumbre como el resto de emociones, un sentimiento que nos puede llegar a doblegar si no estamos atentos pero con la dificultad añadida de que en este caso es una emoción más difícil de identificar y con efectos a largo plazo.

«Re-planificar un proyecto puede ser la prueba de que evoluciona y tiene garantía de éxito»


Richard Balet es fundador y CEO de Sinnaps, un software que está revolucionando la idea de entender la gestión de proyectos online. A diferencia de otras aplicaciones web, es la propia herramienta la que planifica y organiza el proyecto de forma automática. Con el fundador y CEO de Sinnaps, nos adentramos en el complejo y, a la vez, tan indispensable mundo de la gestión de proyectos.

En contraposición con la teoría que aún muchos jefes de proyecto mantienen, «re-planificar un proyecto puede ser la prueba de que evoluciona y muy probablemente tenga garantía de éxito». Y es que la cultura en la propia gestión de proyectos cambia a medida que nos damos cuenta de las múltiples ventajas de una adecuada flexibilidad. Así lo apunta Richard Balet en nuestra entrevista de la semana. «Los proyectos fracasan por falta de incertidumbre. Precisamente podemos usar esa incertidumbre a nuestro favor para simular escenarios y tomar la mejor decisión», añade.

Como empresa tecnológica, Sinnaps se rige por dos ideas claras para sobresalir en este competitivo sector. «La primera es saber que las ideas no valen gran cosa, y la segunda, que por eso Google no va a venir a comprarte», subraya Richard Balet, quien destaca que «lo importante es adaptarse, siendo fiel a tu intención inicial de hacer algo bien, y no a tu idea de cómo hacerlo».

Todo ello, en una entrevista en la que mostramos el complejo mundo de la figura del Project Manager, como líder de equipos de trabajo y como coordinador de todos los factores que determinan el éxito de sus proyectos, sean del sector que provengan.

 

¿Qué es Sinnaps y en qué se diferencia con respecto a sus competidores?

Sinnaps es una herramienta de gestión de proyectos en la que el usuario explica lo que tiene que hacer. A diferencia de otras aplicaciones web, es la propia herramienta la que planifica y organiza el proyecto de forma automática. Una vez hecho esto, te ayuda a gestionar la comunicación, documentos, recursos y costes. Nosotros lo llamamos gestión de proyectos inteligente, y además es gratuita.

¿Cómo surgió la oportunidad de negocio?

Actualmente existen muchas herramientas para gestionar proyectos pero ninguna te ayuda a planificar, sobre todo proyectos complejos con decenas de actividades que no se podían gestionar antes con las herramientas que había disponibles.

Por ese motivo, desarrollamos una tecnología que permite gestionar un alto volumen de actividades, teniendo en cuenta el efecto de unas sobre las otras. Además, lo hace de manera automática, por lo que resulta muy práctico para proyectos en los que la planificación se utiliza constantemente.

Muchas empresas llevan tiempo utilizando herramientas que a veces no cumplen con las exigencias de proyectos complejos. Quizás sea ésta una de las razones por las que muchos procesos fracasan. ¿Cuáles considera que son los motivos por los que existen proyectos que no terminan cumpliendo con los objetivos marcados?

Si miras los estudios realizados por asociaciones como el Project Management Institute, uno puede leer que tan sólo el 62% de los proyectos alcanzan sus objetivos, o que tan sólo el 53% cumple con el presupuesto. Con respecto al tiempo hablamos del 45% y si te refieres a cumplir con objetivos, tiempo y dinero me atrevería a decir que los números se reducen de forma exponencial, pero esto no tiene por qué hacer fracasar un proyecto. Es normal, especialmente en proyectos de desarrollo e investigación, que el alcance del proyecto cambie a medida que el proyecto evoluciona. Esto no debería darnos miedo, ni tampoco debería ser una causa de fracaso sino todo lo contrario. Re-planificar un proyecto puede ser la prueba de que evoluciona y también garantía de éxito.

En mi opinión, los proyectos fracasan por falta de incertidumbre. Siempre nos han dicho que es necesario planificar bien las cosas y que si eliminas la incertidumbre nada puede fallar, y ahora nos estamos dando cuenta de que eso no es real. Es precisamente cuando no somos capaces de gestionar la incertidumbre o adaptarnos al cambio cuando fracasamos. Ahí está la clave. Desde la planificación hasta la gestión de personas, todo está conectado haciendo que nuestros proyectos se comporten como sistemas exponencialmente más complejos.  Por ello, cada vez es más necesario contar con herramientas potentes como Sinnaps, que sean capaces de analizar la información de forma sistémica y user friendly para  hacer predicciones. Podemos usar precisamente esa incertidumbre a nuestro favor para simular escenarios y tomar la mejor decisión, según cómo se comportan en cada momento.

Debemos entender nuestros proyectos como sistemas complejos que se comportan de forma orgánica y no como listas rígidas de tareas por hacer.

¿Qué barreras encuentra en la transformación digital de la gestión de proyectos en España?

Hacer que la gente haga las cosas de una forma diferente y las introduzca en su rutina es muy complejo, porque requiere una labor cultural intensa, sobre todo cuando hablamos de cambiar la forma de trabajar. Adquirir una herramienta de gestión de proyectos como Sinnaps, o aprender alguna técnica tipo Scrum o Kanban no es suficiente para incitar el cambio. Las herramientas son simplemente herramientas y, junto con su implementación, es necesario un cambio cultural.

Para una buena cultura de gestión de proyectos, una empresa debe proporcionar formación en gestión de proyectos, crecimiento profesional como Project Manager dentro de la empresa, debe tener unas metodologías implementadas correctamente, y además ofrecer los protocolos y las herramientas necesarias para almacenar y transferir ese conocimiento dentro de propia la empresa.  Se trata de un cambio global en la empresa y es precisamente entender esa globalidad en la gestión de proyectos, la que actualmente supone el mayor reto. Lo llamamos transformación digital pero realmente se trata de una  transformación cultural.

¿Qué sectores de actividad son los que más se pueden beneficiar de Sinnaps?

Sinnaps es especialmente útil en los proyectos en los que su capacidad para optimizar flujos de trabajo y gestionar recursos lo hace más útil. Básicamente, cuanto más complejo sea, más incertidumbre haya, cuanta más variabilidad y cuanta más gente haya en un proyecto, mejor. Con la versión privada de empresas trabajamos con universidades, con empresas constructoras, farmacéuticas, desarrollo de software o con empresas punteras de ingeniería. Sin embargo, en nuestra versión gratuita tenemos desde personas que usan Sinnaps para planificar cómo tapizar un sofá, hasta usuarios que la utilizan para planificar sus bodas.

¿Cuáles cree que son las claves para que una start-up tecnológica triunfe?

Creo que hay dos cosas principales. La primera es saber que las ideas no valen gran cosa, y la segunda que por eso Google no va a venir a comprarte. Al empezar una empresa, sobre todo tecnológica, existe una peligrosa tendencia a relacionar el éxito del proyecto con el potencial de la idea de origen, cuando en realidad no tienen por qué estar relacionadas. Vas a tener que trabajar más duro que nadie y aún así es muy posible que fracases. Hay ideas geniales que nunca han salido a la luz y otras pésimas que facturan millones. Lo importante es adaptarse pero siendo fiel a tu intención inicial de hacer algo bien, y no a tu idea de cómo hacerlo.

¿Cómo son los empleados que representan la cultura de su empresa?

En Sinnaps llevamos poco funcionando y creo que todavía estamos descubriendo cuál es nuestra cultura de empresa. Aun así, entre la cualidades a destacar diría que todo el mundo está muy involucrado y trabaja muy duro. No hay otra manera de empezar.  Por supuesto, gestionamos todos nuestros proyectos con Sinnaps y eso también nos da mucha flexibilidad. Esto nos permite adaptarnos, puesto que tenemos oficina en Madrid y Zaragoza pero también parte del equipo está en Francia o es itinerante.

Con respecto a la gestión de personas, ¿qué tipo de liderazgo se practica en Sinnaps?

Somos una estructura bastante horizontal. Por ejemplo en mi caso, no sé programar ni escribir contenidos correctamente y nunca le diría a nadie del equipo cómo hacerlo. Sin embargo, sí que tomo parte en las decisiones estratégicas e intento concretar al máximo los resultados y definir cómo se van a medir. Cuando esas decisiones se aprueban en el plan estratégico, se someten al escrutinio de los que deben llevarlas a cabo. Entonces se introduce en Sinnaps, se negocia, se valida conjuntamente y se actualiza en la planificación junto con los recursos que se puedan asignar.

Luego todos somos muy modernos a nivel operativo, porque las responsabilidades y los objetivos están bastante definidos y nadie le dice a nadie cómo hacer su trabajo ni cuándo. Cada uno puede decidir cómo llevar a cabo su trabajo y estar orgulloso del resultado. Eso hace que todo el mundo se involucre  personalmente y se note en la calidad del resultado. Además, así todos podemos centrarnos en nuestro trabajo sabiendo lo que podemos esperar de los demás y cuándo.

¿Cuáles son sus expectativas a corto plazo?

Llevamos un par de años desarrollando la tecnología pero hace relativamente poco tiempo empezamos a comercializar Sinnaps. La respuesta ha sido fantástica y ahora estamos centrados en afianzar relaciones con nuestros distribuidores para la versión destinada diseñada exclusivamente para empresas.

Además, estamos aprendiendo qué es lo que quieren los usuarios. Después de eso, tenemos definidos varios objetivos, pero ya concretaremos cómo alcanzarlos más adelante según los resultados que vayamos obteniendo.

 

Controlar tus emociones: La alegría


La inteligencia emocional, esa gran desconocida. Si ayer analizábamos cómo puede afectar a nuestro clima laboral la ira, hoy vemos cómo puede hacerlo la alegría. Posiblemente tomamos las emociones como algo que está ahí y no podemos controlar, pero no solo podemos si no que debemos hacerlo.

La alegría, al contrario que la ira es un sentimiento que tiene asociados muchos significados positivos. Sin embargo, también tiene sus sombras a nivel laboral en función de cómo lo enfoques. ¿De verdad puede la alegría ser perjudicial para mi trabajo? Sí, puede, pero es alegría, empecemos por el lado bueno.

La alegría puede sacar nuestra mejor versión. En este aspecto la alegría puede venir por causas externas a nuestro trabajo (nuestra vida personal) o ser una alegría relacionada con éxitos o buenos momentos dentro del trabajo.

En caso de que llegues feliz al trabajo por causas ajenas a el tienes que encontrar la manera de que ambas situaciones coincidan. Es un riesgo muy común que una situación personal que te haga feliz quede estropeada con tu clima laboral. si sufres de esta «desconexión» emocional entre trabajo y vida personal tienes que intentar aprovechar las sinergías. El contraste entre un clima personal feliz y uno laboral que no lo es no puede durar mucho, el contraste hará que uno de los dos contamine al otro ¿Cual prefieres?

Si la alegría la sientes por motivos laborales es que algo ha salido muy bien y tienes que aprovechar ese impulso. Al contrario de la ira, la alegría no nos vuelve innecesariamente irreflexivos, tan solo optimistas. Tenemos que jugar con ese factor, saber que es posible que estemos siendo demasiado optimistas y no prometer nada (aumentos de sueldo, vacaciones…) que no vayamos a poder cumplir cuando la rutina vuelva a nuestro estado de ánimo. Sin embargo, controlando esos aspectos sí que podemos tomar decisiones estando especialmente alegres ya que el creer que todos nos va a salir bien aumenta considerablemente las probabilidades de que así sea.

La alegría es un estado que debería estar más presente en nuestro día a día de lo que está. De la misma manera que podemos respirar hondo y alejarnos de la ira o el resentimiento tenemos que aprender a respirar hondo y encontrar las razones por las que estar alegres. En definitiva la alegría aumenta nuestra creatividad, fomenta la imaginación, nos hace más proactivos y mejores comunicadores.

Controlar tus emociones: La ira


Son nuestras emociones lo que nos hace humanos pero… ¿Son nuestras emociones lo que nos hace profesionales? Evidentemente ni podemos, ni debemos, desprendernos de nuestras emociones en el trabajo. Pero sí debemos ser conscientes de ellas y cómo influyen en todo lo que hacemos. Por eso te damos algunas pautas sobre cómo pueden influir ciertas emociones en tus decisiones, para que estés alerta y aprendas a controlarlo.

La ira. Depende de tu ambiente de trabajo el enfadarte puede ser más o menos común pero la mayor parte de los trabajadores terminan enfadándose en algún momento. Por eso la ira va en primer lugar, porque es la emoción más «explosiva» la que puede hacerte ser más irreflexivo, en definitiva,  la emoción que puede llevarte acometer más errores. 

Normalmente decimos que no se deben tomar las grandes decisiones enfadado, pero la verdad es que no deberías tomar absolutamente ninguna. Enfadado a veces tomamos pequeñas decisiones, que nosotros llamamos «gestos»: contestaciones, miradas, desplantes… que no van a suponer un cambio en la estrategia a largo plazo de nuestra empresa pero que sí van a suponer un cambio en tus relaciones personales. La ira, en definitiva, afecta a tus relaciones con tus compañeros y las relaciones con tus compañeros afectan a tu propia situación laboral. Por eso tienes que recortarte constantemente cómo de importante es controlar tu ira, y en caso de no poder hacerlo, cómo reparar el daño que haya podido causar tu enfado.

¿En qué puede ayudarnos la ira? En nada, la respuesta, que es ambigua con otras emociones, es muy rotunda en caso de la ira. Incluso si piensas que puede motivarte a tomar decisiones que de otra manera no habrías tomado… estás en un error. Si hay decisiones que no estabas tomando antes es porque tu parte racional aún no se había decidido. Hay métodos para motivar la resolución racional de un conflicto que se prolonga en el tiempo pero seguro que la ira no es uno. 

Con la ira prevalecen el ego, la venganza, el resentimiento y, en definitiva, tu parte más simplista. Por eso hagas lo que hagas no lo hagas enfadado, no se puede construir ninguna buena decisión bajo los efectos de la ira porque aunque por casualidad fuese la decisión correcta, tus maneras la estropearían.

Todos nos enfadamos, tú también. Pero para alcanzar el éxito a nivel laboral controlar la ira te hará crecer y te dará una ventaja definitiva en cualquier disputa. ¿Has probado a argumentar algo con alguien que está totalmente fuera de sus casillas mientras tú permaneces sereno? Si eso no es una ventaja competitiva no sé que otra cosa puede serlo.

¿Puedo cambiar de sector después de los 30?


Seguro que muchos de vosotros comenzasteis una carrera profesional nada más salir de la universidad y a unos os enamoró el mundo profesional que encontrasteis, a otros os decepcionó profundamente. Para este segundo grupo solo quedan dos opciones, o seguir toda la vida con la espinita de que quizá no sea esa vuestra salida profesional óptima o cambiar de trabajo. ¿Qué opciones encontraréis si decidís cambiar de sector profesional y probar suerte en otro ámbito?

Un profesional es un profesional. Dejemos de lado que evidentemente tendrás ciertas deficiencias formativas que tendrás que suplir con el tiempo. Damos por hecho que todas las profesiones necesitan de cierta experiencia que tú no tienes pero hay a lo que sí tienes: profesionalidad. No eres un recién graduado, sabes manejar equipos de personas, sabes cómo reaccionar ante situaciones de estrés… en definitiva, tu experiencia en el sector es la de un joven pero tus capacidades profesionales no lo son.

Amplías el espectro de conocimiento del sector. Casi todas las disciplinas se pueden aplicar a múltiples ámbitos, vengas del mundo que vengas seguro que hay algo de tu anterior sector que beneficia a tu nuevo puesto. Todos los sectores están muy especializados y todos los sectores requieren de una forma de pensar muy determinada. Si tú entras en un sector nuevo con una forma de pensar totalmente diferente, tienes que saber enfocar tus conocimientos a hacer crecer y ampliar horizontes en tu nuevo trabajo. Posiblemente dejes con la boca abierta a más de uno con tu forma de ver las cosas, con tus soluciones.

Tu ilusión te hace tenerlo claro. El mundo laboral está lleno de gente que ha terminado parando en un lugar como podía haberlo hecho en otro (tú, sin ir más lejos, eras una de esas personas antes de cambiar) sin embargo ahora eres una persona que ha arriesgado mucho por estar donde está. Una persona que ha salido de su zona de confort y ha arriesgado todo por la ilusión de una opción profesional que le llena. Por eso ese ímpetu hará que marques la diferencia, el tener claro lo que quieres y ser plenamente consciente de a qué has renunciado para estar allí te hará un trabajador más motivado,más creativo y más proactivo.

 

 

¡Hoy es la noche de los libros!


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Madrid rinde su pequeño homenaje al libro esta noche y tú no te lo puedes perder.

Las librerías, bibliotecas, instituciones culturales y muchos otros espacios de la Comunidad de Madrid han programado actividades extraordinarias con un protagonista común: los libros. La literatura sale al encuentro de los lectores en un extenso programa que llena Madrid de conversaciones con escritores, lecturas, debates, firmas, talleres, narraciones, música, exposiciones…

Sólo tienes que elegir lo que mejor encaja con tus gustos. Todo con ocasión del Día Internacional del Libro. Por eso, este año el Paseo del Prado se convierte en el Bulevar de La Noche de los Libros, un espacio para compartir tu pasión lectora al aire libre.

En este enlace: http://nochedeloslibros.com/ Podrás consultar todas las actividades que nos depara esta mágica noche.

Encuentros con Javier Marias, Millás, Safier, libros ilustrados, proyección de poemas, librerias abiertas, charlas… ¡Incluso teatro! Lo mejor de todo es que no solo en la capital podrás disfrutar de estos eventos especiales si no por toda la comunidad encontrarás programadas actividades.

No lo dudes y déjate caer hoy por algún lugar de Madrid donde homenajear al libro ¡Una oportunidad única!

¿Cómo consigo ascender en mi empresa?


Esta es, posiblemente, la pregunta cuya respuesta más interés puede despertar en todos los trabajadores. Evidentemente hay personas que no quieren ascender, que están cómodos en su puesto y no necesitan más responsabilidad. Pero hay otras que sí, que siempre quieren abarcar un poco más, ser más «importantes» en su empresa, tener más peso. Para esas personas ¿En qué puntos debéis basar vuestro ascenso?

Voluntad. Aunque la más obvia es la más básica. Evidentemente todos queremos un mayor sueldo o relevancia pero ¿De verdad quiero lo que conlleva? La competencia suele ser encarnizada y el que más lo desea tiene más probabilidades. Si no tenemos la motivación necesaria, si no es el mejor momento, no nos vemos con fuerza… Es mejor que no lo intentemos. La analogía entre ascender y una escalada no es gratuita, requiere un gran esfuerzo.

Ascender por los motivos adecuados. ¿Por qué quieres ascender? ¿Es solo porque quieres más dinero? En ese caso ni lo intentes, ascender es una cuestión de madurez laboral, de adoptar nuevas actitudes, nuevos roles. Adquirir más responsabilidad y peso es algo serio, que te arranca de raíz de tu zona de confort.

Qué tienes tú que no tenga el resto. Primero tienes que responder a esta pregunta. No vas a diferenciarte de nadie si ofreces lo mismo. Posiblemente intentar encontrar la respuesta a esta pregunta te lleve a mejorar, a ampliar tus capacidades profesionales.

El equipo, lo primero. El atajo facil para las personas que no encuentran una respuesta a. ¿En qué soy mejor que el resto? Es intentar pisotear a los demás, hacerlos peores para destacar el. Gran error. Es posible que engañes a algún jefe despistado pero nunca lo harás a tus compañeros y ¿Cómo pretendes ser el jefe de un grupo de personas que no te admiran? Es en definitiva una opción pésima, ascender es difícil pero tiene que prevalecer siempre el bien de toda la empresa.

Haz mejores a los demás. Para ascender tienes que incentivar el talento, hacer que los que te rodean sean mejores. En ningún caso tienes que pensar en tus compañeros como competidores si no como parte de un equipo del que tienes que ser el líder. Primero ser el líder oficioso y pronto ser el líder oficial.

«En España hay mucho talento y muy bueno, pero le falta el inglés»


Alejandro Artacho es co-fundador y CEO de Spotahome, una plataforma tecnológica que facilita el alquiler de una vivienda de un modo seguro y rápido, a través de su web. De esta manera, las personas que decidan cambiar de ciudad, tendrán preparado su alojamiento antes de que lleguen a su nuevo destino.

La exitosa expansión de Spotahome en tan sólo dos años se refleja en un equipo formado por 90 personas que trabajan a diario para dar alcance a varios países europeos: Reino Unido, Francia, Bélgica, Irlanda, Italia y España, más las nuevas aperturas programadas para este año.

Nuestro entrevistado de la semana asegura que «la clave es tener siempre la visión clara». «Ver el objetivo final, esto te permite poner foco y lograr los objetivos. Cuando escalas una montaña y tienes claro dónde está la cima, tienes un único objetivo y esto te permitirá poner todos tus esfuerzos hasta conseguirlo», explica.

Como gestor de equipos de trabajo, Alejandro Artacho cuenta ya con una plantilla de 90 empleados. Lo que supone un rápido crecimiento que debe saber coordinar. Para ello, asegura que uno de los grandes retos en esta parcela como CEO de Spotahome, es la de «sacar lo mejor de cada persona y conseguir alinear y mantener a todo el equipo hacia una misma visión, que orgánicamente todos vayamos por el mismo camino».

España está formada por multitud de buenos profesionales, sólo hay que adaptarse a las necesidades que el mundo globalizado ya no perdona. Una de ellas es el dominio del inglés. «Hay muchísimo talento en nuestro país. El único problema que veo es que hay mucho talento muy bueno, pero le falta el idioma del inglés que para nosotros es un requisito», subraya el co-fundador y CEO de Spotahome.

¿Qué es Spotahome? ¿Y cuál es su historia?

Spotahome es una plataforma de reservas para alojamiento de medio-largo plazo, para todo aquel que quiera alquilar más de 30 días enteramente online. Lo que hacemos es transformar toda la experiencia de alquilar un piso tal y como la conocemos: contactar con el propietario, visitar el piso, entregar el depósito, cerrar el acuerdo con el propietario y alquilar la casa en sí a un proceso puramente online.

Mandamos a personas de nuestro equipo, llamadas runners, a visitar las casas, tomando vídeos HD, fotos, planos y una descripción mucho más detallada que los portales de clasificados.

Nos dimos cuenta de que existía una necesidad no cubierta en el mercado. Nos dimos cuenta de que a  través de plataformas como HomeAway, Airbnb, Booking.com, todas enfocadas a estancias vacacionales o de corto plazo, la gente alquilaba sin ver la casa, con la mera descripción y fotos del piso.

Caímos entonces que habría inquilinos interesados en reservar pisos para estancias de mayor duración que no pueden ver la casa in situ o bien no están dispuestos a perder el tiempo en todo el proceso.

Entendimos que el producto era diferente y que necesitábamos mucha más información de la casa para que la gente se lanzara a reservar sin ver el piso, ya que el riesgo y el dinero era mayor. De ahí que el gran valor añadido de nuestro servicio sean los vídeos HD, que hacen vivir la experiencia al inquilino en la que un amigo (nuestro runner) te está enseñando el piso tal y como és, haciéndote una ruta y mostrándote todo mientras te lo explica.

Lanzamos la web el 5 de marzo de 2014 y en 2 horas recibimos la primera reserva de un japonés para una estancia de año y medio.

¿Qué valores definen a su empresa?

Nuestros valores son principalmente la confianzaque le tenemos que transmitir a nuestros dos tipos de clientes: tanto al inquilino, para que pueda alquilar una casa sin verla, como al propietario, para que pueda contar con toda la información  de la persona que va a ocupar su casa por un periodo de tiempo largo.

A nivel interno de equipo, los valores más importantes que nos definen son la humildad, el sacrificio, la ilusión, el trabajo duro y la mente global.

Hace tan sólo un año Spotahome estaba formada por un equipo de 15 personas, doce meses después cuenta con 60 miembros. ¡Enhorabuena! ¿Cómo se consigue este ritmo de crecimiento?

De hecho, somos ya 90!

Trabajando duro, poniendo mucho foco a todas horas, sacrificando mucho, siendo muy ambicioso, dedicándole prácticamente todo tu tiempo al equipo, a la empresa y a la visión de expansión.

La clave es tener siempre la visión clara. Ver el objetivo final, esto te permite poner foco y lograr los objetivos. Cuando escalas una montaña y tienes claro dónde está la cima, tienes un único objetivo y esto te permitirá poner todos tus esfuerzos hasta conseguirlo.

Cuando nosotros creamos la empresa, ya desde el primer día, teníamos muy claro dónde estaba el final: convertirnos en la plataforma de alquiler a medio-largo plazo más grande del mundo.

¿Qué dificultades destaca a lo largo de estos dos años, desde que fundara Spotahome?

Cuando montas algo así, siempre estás al borde, al límite. Son muchas las dificultades, empezando por los recursos que tienes. Necesitas recursos para ir más rápido pero también necesitas ir más rápido para conseguir recursos y mejores condiciones, es el pescado que se muerde la cola.

Siguiendo por la gestión de equipos: reclutamiento, motivar al equipo, conseguir que la gente buena confíe en el proyecto y crear líderes dentro del equipo.

Y tantos otros más, como la creación de la empresa, los temas legales, el desarrollo del producto, todas las operativas internas de la empresa, la logística, el desconocimiento… Todo esto supone retos continuos, ¡para lo que es necesaria una buena dosis de optimismo!

¿Qué es lo que más valora de un equipo de trabajo multicultural?

Las diferentes perspectivas de abordar un mismo problema.

¿Cuáles son las dificultades que encuentra en la gestión de personas?

Creo que los grandes retos son sacar lo mejor de cada persona y conseguir alinear y mantener a todo el equipo hacia una misma visión, que orgánicamente todos vayamos por el mismo camino.

También me parece un esfuerzo tener la mente muy consolidada y estructurada en todo momento: tener siempre los tiempos en mente, las prioridades que está afrontando cada departamento, las repercusiones de las decisiones que se tome, sobre todo a medida que el equipo va creciendo.

¿Qué opinión tiene del talento español?

¡Buenísima! De hecho, a nosotros nos daba exactamente igual montar la empresa en Inglaterra, en Alemania o en cualquier lado y la montamos aquí en Madrid porque Bryan y yo estudiamos aquí la carrera, pero sobretodo ya había buena fama del talento que había aquí en España. Ahora que estamos aquí y tras dos años desde que montamos la empresa y el equipo, ¡sólo puedo confirmar los rumores! Hay muchísimo talento en nuestro país.

El único problema que veo es que hay mucho talento muy bueno, pero le falta el idioma del inglés que para nosotros es un requisito. Eso ya sería perfecto…

Fue semifinalista del Venture Lab en 2013, organizado por el IE Business School, ¿En qué consistió? ¿Qué aprendió de aquella aventura?

Empecé esta otra start-up con mi socio actual, Bryan, seleccionaban a pocas start-ups de las muchísimas aplicaciones que recibían. Fuimos seleccionados y montamos el equipo. Consistía en un plan de formación de 6-8 meses y la final consistía en un evento de un día. Nos iban guiando desde el fundraising, hasta cómo hacer análisis de mercado, cómo estudiar a los clientes, cómo hacer encuestas de calidad a los clientes, cómo sacar un MVP, exponer frente a inversores, etc. Te enseñan todos esos aprendizajes en los diferentes ámbitos y te dan contactos, para meterte en el mundillo y en el networking de start-ups.

Aprendes, no sólo de tus propios errores, sino también de los errores de los demás. Como dice el dicho: «el hombre inteligente aprende de sus propios errores, el sabio aprende de los errores de los demás»—Arturo Adasme Vásquez.

Antes de iniciarse en este proyecto, pasó tres años trabajando en China, ¿qué ha aprendido de su experiencia asiática?
En mi caso, China fue fundamental para todo lo que ha ido pasando: de ahí derivó que acabásemos Bryan -el CTO-  y yo en el VentureLab y que luego acabásemos montando Spotahome. El virus emprendedor siempre lo he tenido pero fue en China donde lo potencié, ya que monté dos empresas durante los 3 años que estuve allí. China me abrió muchísimo de mente en todos los sentidos. Aunque al final: estaba sólo, tenía una empleada, y como no crecía más, eso te va llevando de un proyecto a otro.

¿En qué nuevos proyectos está trabajando Spotahome en estos momentos?

En expansión geográfica y en proyectos muy tecnológicos, de cara a mejorar la experiencia del inquilino y del propietario.

¿Cómo ve a su empresa en cinco años?

La veo como la plataforma de reservas de alojamiento para más de un mes más grande del mundo. La veo funcionando en más de 100 países, en los 5 continentes. Ahora mismo tenemos usuarios que han reservado con nosotros de 130 nacionalidades distintas.

Me imagino a una japonesa que va a trabajar en tren por la mañana, a la que han mandado a Chicago por 4 meses con la empresa y en el camino del tren, en 20 minutos y desde el móvil, alquila su casa desde Spotahome.

Aprende a sacar el máximo partido de las nuevas generaciones.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya sea porque entran nuevas generaciones de empleados o porque colaboramos con empresas que dirigen personas mucho más jóvenes que nosotros, tenemos que aprender a sacar el máximo partido a trabajadores que aunque sean generacionalmente muy diferentes, tienen aptitudes que nos pueden resultar muy provechosas si sabemos dirigirlas:

Su conocimiento tecnológico. Incluso si tú eres un gran apasionado de la tecnología, te sorprenderá la naturalidad con la que se desenvuelven en el entorno digital. Esto corresponde más a una tendencia actitudinal que a una revolución  en «inventos». En muchas empresas arrastran aún ciertas tradiciones analógicas que ya han quedado obsoletas y que se hacen más por tradición, «porque se ha hecho así toda la vida». Una persona que es nativa digital, que ha nacido con un dispositivo conectado a la red debajo del brazo, borrará de un plumazo todo rastro de la era analógica lo cual nos servirá para ver hacia dónde vamos. Esto no quiere decir que en función de quien sea nuestro target, trabajar con una persona mucho más joven nos hará comprender mucho mejor sus motivaciones.

Su manejo de las redes sociales. Las nuevas generaciones comparten en red. Esto va más allá de saber manejar herramientas de redes sociales si no de comprender cómo las redes sociales lo han cambiado todo. Por supuesto, gente de generaciones posteriores ha logrado comprender la importancia de las redes pero alguien mucho más joven necesitará menos tiempo para adaptarse y lo hará de manera más efectiva.

Fomenta su creatividad. dicen que a lo largo de las últimas generaciones nuestra capacidad de concentración se ha reducido drásticamente. Y con ella nuestra capacidad de aburrirnos. Las nuevas generaciones necesitan estímulos constantes, su cerebro está acostumbrado a asimilar información en poco tiempo y con poca profundidad por ello necesitamos plantearles constantes retos.

Crea un vínculo. No te dejes llevar por su actitud pasota. Está claro que ya nadie (y menos las nuevas generaciones) busca un trabajo de por vida pero también son personas jóvenes, llenas de ilusión a las que con los estímulos adecuados podemos convertir en empleados fieles,m motivados e interesados.

Para trabajar con las nuevas generaciones primero tenemos que apartar nuestra soberbia y aceptar que hay cosas que ellos hacen o saben de manera natural sobre el mundo en el que vivimos que nosotros no podemos comprender. Segundo tenemos que ser conscientes de que tienen otras motivaciones, que sus reglas del juego no son las mismas. Y por último, debemos ver que a pesar de todo en esencia responden a los mismos patrones estímulo-respuesta que nosotros, que su manera de comunicarse sea distinta no quiere decir que no podamos conectar con ellos.